Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Airbus ha presentado este martes al Instituto Nacional de Tecnologías Aeroespacial (INTA) la aeronave C295 destinada a la investigación aérea en campos como el medio ambiente y la atmósfera, la cual incorpora un puntero sistema de aviónica.

La entrega de esta aeronave está prevista en junio de 2023, si bien este martes, en la sede de Airbus en Sevilla, se ha realizado una entrega simbólica al INTA de llaves y la maqueta de esta plataforma o una "entrega en limpio", ya que el avión no cuenta todavía con los equipos de instrumentación, que lo hacen puntero en su sector.

Durante cinco años como mínimo, el C295, que sustituye a dos aviones, tendrá su base en Andalucía, probablemente en el Centro de Experimentación de El Arenosillo, en la provincia de Huelva, donde el Ministerio de Defensa tiene el principal campo de pruebas para vehículos aeroespaciales no tripulados.

Al acto ha asistido la secretaria de Estado de Defensa, Amparo Valcárcel, quien ha informado de que este proyecto ha contado con un presupuesto de 27,5 millones de euros, de los que el 20 % los ha financiado el CEDETI (centro para el desarrollo tecnológico e industrial) y el resto con fondos europeos y del PERTE aeroespacial.

Valvarce ha destacado el papel de Airbus como referente primordial del sector aeroespacial, “ya que ejerce una capacidad tractora muy significativa en otras industrias de segundo y tercer escalón, incluyendo muchas PYMES, lo que contribuye a generar sustanciales retornos económicos de las inversiones realizadas y un importante revulsivo para las economías locales y regionales de nuestro país”.

La secretaria de Estado ha señalado el esfuerzo inversor en Defensa como prueba evidente del compromiso que el Ministerio de Defensa tiene con la industria nacional, en línea con el crecimiento progresivo del presupuesto de Defensa marcado por el Gobierno de España, hasta llegar al 2% del PIB en el año 2029, lo que permitirá modernizar y mejorar las capacidades militares de nuestras Fuerzas Armadas.

La nueva plataforma aérea  aprovecha la versatilidad del avión Airbus C295, adaptándolo para que sea dotado de los instrumentos que se requieren en diversas áreas científico – técnicas. Este avión, diseño español y fabricado casi en su totalidad en ese país, ha sido una de las grandes aportaciones aeronáuticas de España, como pone de manifiesto el éxito que ha alcanzado en el mercado.

Este avión triplica las capacidades y permite que haga misiones más largas, altas y rápidas centradas en dos líneas de investigación como son los estudios atmosféricos y la observación de la tierra con anclajes externos.

Se trata de una plataforma tecnológicamente avanzada que cumple con las necesidades del INTA y, según la secretaria de Estado, va a posibilitar la realización de ensayos de vuelos de equipos aeronáuticos, la investigación atmosférica, la toma de datos de teledetección, las pruebas para el desarrollo, adiestramiento y formación de tripulaciones, tanto de vuelo como científica, y la calificación de la nueva instrumentación científica.

Ha destacado el marco de colaboración productiva entre el CEDETI y el INTA para generar capacidades científico tecnológicas que repercutan en beneficio de toda la sociedad española y que facilitan iniciativas civiles y militares como esta plataforma.

El director del CEDETI, Javier Ponce, ha explicado que, al estar cofinanciado con fondos estructurales, los activos del proyecto deben permanecer al menos cinco años después de su recogida en Andalucía y su base estará posiblemente en El Arenosillo.

El director del INTA, Julio Ayuso, ha agradecido la confianza del CEDETI en este instituto y ha puesto en valor la colaboración con Airbus, que es "esencial para la aviación militar española" y ha destacado que en este proyecto del C295 "permitirá mantener la capacidad de diseño y producción de una aeronave completa".

El C295 cuenta a día de hoy con 279 pedidos en firme, 39 operadores y más de 200 unidades entregadas en todo el mundo. Los últimos clientes en adquirir C295 han sido Serbia, Angola, España y Brunei. En el caso español, INTA ha adquirido la aeronave para operar como plataforma de investigación aérea, sumándolo a su actual flota, compuesta por dos C212, un planeador Stemme S15 y tres familias de sistemas aéreos remotamente pilotados (RPAS).
Airbus presentó el nuevo avión C295 de INTA adaptado para investigación científica
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!