Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El presidente ruso, Vladimir Putin, emitió este miércoles por la mañana, en Rusia, un mensaje grabado al país en el que anunció una “movilización parcial” de cara a reforzar el frente en Ucrania, en su primer mensaje a la nación desde el que realizó el 24 de febrero cuando comunicó el inicio de la invasión.

A lo largo de su discurso, aseguró que mantendrá la defensa en el Donbás, en el este de Ucrania, y apuntó contra “la violencia que genera Occidente”. “Ellos están intentando suprimir cualquier movimiento independiente para mantener su supremacía. El objetivo de Occidente es debilitar y destruir”, dijo el mandatario. Y agregó desafiante: “En el 91′ lograron separar a la Unión Soviética. Ahora es el turno de Rusia de hacer lo mismo”.

Putin dijo tener armas nucleares “más poderosas” y estar dispuesto a usarlas si es necesario en su conflicto con Occidente, que según él se niega a encontrar una solución pacífica a los problemas en el Donbás.

“Aquellos que nos hablan de chantaje nuclear deberían recordar que nuestro país tiene muchas armas de destrucción masiva mucho más modernas que las de OTAN y si hay una amenaza a nuestra integridad territorial, usaremos todos los medios a nuestro alcance para proteger a nuestros ciudadanos. No estoy mintiendo”, desafió.

En este contexto, hizo un llamado a una movilización parcial que comenzará este miércoles 21 de siempre. “Nuestros ejércitos no solo enfrentan a los neonazis, sino también a la maquinaria militar de Occidente. En este contexto, por la amenaza que enfrentamos, he decidido para defender a nuestra patria, su soberanía, integridad territorial y asegurar la seguridad de nuestra gente y de los territorios libres, apoyar la propuesta del Ministerio de Defensa y el Comando General para hacer una movilización parcial en la Federación Rusa”, dijo Putin.

Y agregó: “Estarán sujetos al servicio militar obligatorio los ciudadanos que se encuentren en la reserva y aquellos que hayan servido en las Fuerzas Armadas”. Según aclaró los reclutas recibirán formación militar adicional antes de ser enviados a las unidades.

Su objetivo sigue siendo el mismo: liberar el territorio del Donbás. Y fue categórico al respecto de por qué ha tomado esta medida: “Para defender la Patria, su soberanía e integridad territorial”.

El discurso del mandatario a la nación rusa se produjo un día después de que las regiones controladas por Moscú en el este y el sur de Ucrania anunciaron sus planes para celebrar referendos acercas de su integración en Rusia. Los esfuerzos respaldados por el Kremlin para asimilar las cuatro regiones podría establecer las bases para que Moscú escale la guerra luego de los éxitos ucranianos en el campo de batalla.

Los responsables de Lugansk y Donetsk, funcionarios apoyados por Moscú en esos territorios, solicitaron la petición de anexarse. Se trata de un territorio que Putin había considerado como “independientes” antes de lanzar la invasión y que representa el 15% de la superficie de Ucrania, “un área del tamaño de Hungría o Portugal”.

“Desde el principio de la operación, dijimos que los pueblos de los respectivos territorios debían decidir su destino y toda la situación actual confirma que quieren ser dueños de su destino”, apoyó de inmediato el Kremlin, a través del ministro el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguei Lavrov.

Anexarse semejante cantidad de territorio representaría un desafío a Occidente, según analizaron distintos especialistas internacionales. Si Moscú se anexionara formalmente una vasta porción adicional de Ucrania, Putin estaría esencialmente desafiando a Estados Unidos y sus aliados europeos a arriesgarse a una confrontación militar directa con Rusia, la mayor potencia nuclear del mundo.

Según analistas consultadas por The New York Times, Rusia podría utilizar el resultado de los referéndums como un argumento para escalar el conflicto. De hecho, se especula que, después de una eventual anexión, el Kremlin podría considerar cualquier ataque adicional a esas regiones como una agresión a la propia Rusia, por lo que ella amenaza de utilizar armas nuclearse se reavivaría. Las regiones de Kherson y Zaporiyia llevarán adelante consultas con la misma finalidad.
Vladimir Putin moviliza 300.000 reservistas a Ucrania y amenaza a Occidente con usar armas nucleares.
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!