Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Este viernes, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, firmó el decreto de anexión de cuatro territorios ucranianos ocupados por las tropas rusas durante la invasión iniciada en febrero de este año.

Luego de llevar a cabo este proceso y que el mismo se complete oficialmente, Moscú reconocería las regiones ucranianas de Donetsk, Lugansk, Kherson y Zaporiyia como territorio ruso.

Antes de la firma, Putin ofreció un discurso en el que aseguró que aquellos que participan en la “operación especial” -como califica Rusia la invasión militar- son unos “héroes”. “No hay nada más fuerte que la determinación de estas personas de regresar a su verdadera patria histórica”, enfatizó.

“Estamos preparados para volver a la mesa de negociación con Ucrania, pero la anexión de Donetsk, Lugansk, Kherson y Zaporiyia no vamos a negociarla. Van a quedarse en Rusia”, puntualizó Putin.

El total de las regiones anexadas cubren unos 90,000 kilómetros cuadrados, lo que equivale a un 15 por ciento de Ucrania, aproximadamente del tamaño de Hungría o Portugal.

Los nuevos líderes de estos cuatro territorios asistieron a dicha ceremonia. Yevgeny Balitsky, jefe de la administración, compartió una imagen acompañado por Vladimir Saldo, su homólogo en Jersón; Denis Pushilin, de la autoproclamada República Popular de Donetsk, y Leonid Pasechnik, de la autoproclamada República Popular de Lugansk.

Putin advirtió que cualquier ataque a territorios recientemente anexionados de Ucrania será considero un ataque a la propia Rusia y aseguró que sus tropas defenderán la totalidad de la región oriental de Donbás.

A pesar de que estas acciones tienen consecuencias y rechazos internacionales de forma generalizada, Rusia continúa con sus planes de apoderarse de unos 100,000 kilómetros cuadrados del territorio ucraniano.

En dicho discurso, Putin ha manifestado que este acto responde al deseo de "millones de ciudadanos" que están en su derecho de pedir unirse a Rusia según el principio de la autodeterminación de los pueblos que también contempla la propia Naciones Unidas, según ha señalado.

El mandatario ha apelado al pasado, a la época soviética y a la tradición para defender la "patria histórica". También ha recordado a los que ha calificado de mártires, los que han perdido la vida en Ucrania, incluyendo los militares rusos fallecidos desde el inicio de la invasión en febrero, y ha pedido a las autoridades ucranianas aceptar un alto el fuego y volver a la mesa de negociaciones.

El mandatario ruso ha abogado por "proteger la libertad" frente a quienes buscan la "soberanía mundial" y ha cuestionado las reglas de Occidente. También ha destacado que los países occidentales no ven a Rusia como una sociedad libre sino como una "una multitud de esclavos" y ha acusado de avariciosos a los gobiernos occidentales. De hecho, ha calificado de engaño en compromiso de la OTAN de no expandirse hacia el Este de Europa además de los acuerdos para frenar el desarrollo armamentístico.

Ante estas acciones, la Unión Europea ha condenado de forma enérgica e inmediata la proclamación este viernes de la "anexión ilegal" por parte de Rusia de los territorios ucranianos de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia. 

"Rechazamos firmemente y condenamos de forma inequívoca la anexión ilegal. (…) Rusia está poniendo en peligro la seguridad mundial", han señalado los Veintisiete jefes de estado y de gobierno de la UE en un comunicado conjunto de extrema dureza en el que avisan de que no reconocen ni nunca lo harán los referéndums ilegales orquestados por el presidente ruso Vladimir Putin, ni tampoco unos resultados que consideran ilegales y falsificados. "Nunca reconoceremos esta anexión ilegal", insisten.

"Estas decisiones son nulas y no pueden producir ningún efecto legal. Crimea, Jersón, Zaporiyia, Donetsk y Lugansk son Ucrania. Pedimos a todos los Estados y organizaciones internacionales que rechacen inequívocamente esta anexión ilegal", reivindican sobre un acontecimiento que, advierten, viola el derecho internacional y la carta de Naciones Unidas. 

"Frente a la guerra de agresión de Rusia, y la última escalada de Moscú, la Unión Europea está decididamente con Ucrania y su pueblo. Somos inquebrantables en nuestro apoyo a la integridad territorial y la soberanía de Ucrania", insisten los dirigentes europeos ante un acontecimiento que supone una nueva escalada de Moscú. "Tenemos que movilizarnos. No por la guerra sino para preservar la paz, seguridad y prosperidad", ha dicho el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en un videomensaje.

Los Veintisiete vuelven a recordar al Kremlin que Ucrania está ejerciendo su legítimo derecho a defenderse de la agresión rusa para recuperar el pleno control de su territorio y tiene derecho a liberar los territorios ocupados dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas. 

"Las amenazas nucleares del Kremlin, la movilización militar y la estrategia de tratar de presentar falsamente el territorio de Ucrania como el de Rusia y pretender que la guerra puede tener lugar ahora en el territorio de Rusia no harán tambalear nuestra determinación", aseguran. "La Unión Europea está firmemente al lado de Ucrania y seguirá prestando un fuerte apoyo económico, militar, social y financiero durante el tiempo que sea necesario", prometen.

"La anexión ilegal proclamada por Putin no cambiará nada. Todos los territorios ocupados ilegalmente por los invasores rusos son tierras ucranianas y siempre serán parte de esta nación soberana", se ha sumado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. 

La misma contundencia que ha expresado el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, que ha reiterado el apoyo "inquebrantable" de la UE hacia Ucrania y ha insistido en que "la integridad territorial y la soberanía" del país no son negociables.

Por su parte, Estados Unidos amplió las sanciones a Rusia luego de que Vladimir Putin anexó de manera ilegal cuatro provincias en el este de Ucrania. El gobierno de Joe Biden amplió las represalias contra el Kremlin y Bielorrusia a través de una nueva andanada de sanciones impuestas por el Departamento del Tesoro, el Departamento de Estado y el Departamento de Comercio.

Las nuevas sanciones están dirigidas a funcionarios y líderes gubernamentales rusos, sus familiares, funcionarios militares rusos y bielorrusos, y las redes que respaldan las defensas rusas, incluidos los proveedores internacionales que apoyan el complejo militar de Rusia.

Con las nuevas medidas, el gobierno de Biden dijo que busca enviar una clara advertencia del gobierno de Estados Unidos y los socios del G7: habrá costos para cualquier individuo, entidad o país que brinde apoyo político o económico a Rusia como resultado de sus intentos ilegales para capturar parte del territorio ucraniano, indicaron fuentes oficiales.
Putin firmó la anexión ilegal de cuatro regiones de Ucrania, Occidente dice que Rusia pone en riesgo la seguridad mundial.
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!