Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El buque de guerra de superficie más avanzado de la Armada de Estados Unidos está mostrando su perfil sigiloso en el Pacífico occidental en una misión que puede sentar las bases para el eventual despliegue de misiles hipersónicos estadounidenses en la región.

El USS Zumwalt es el primero de una clase de tres destructores de misiles guiados multimisión que, según la Marina, “creará un nuevo nivel de complejidad en el espacio de batalla para nuestros potenciales adversarios”.

En el Pacífico, uno de esos potenciales adversarios es obviamente China, y el Zumwalt sin duda llamará la atención de Pekín. “La presencia de un buque de guerra furtivo atraerá un gran interés (chino)”, especialmente si el Zumwalt está equipado con armas hipersónicas, dijo el analista Carl Schuster, antiguo capitán de la Marina estadounidense.

Y puede que ese momento no esté muy lejos. Un informe de agosto del Instituto Naval de EE.UU. afirma que el Zumwalt se actualizará el año que viene para poder incorporar la nueva arma hipersónica C-HGB.

Según un informe del Congreso con fecha mayo de 2022, “el C-HGB ha de ser maniobrable, lo que dificulta su detección e interceptación, y puede viajar a Mach 17 o más… al menos 17 veces más rápido que la velocidad del sonido o hasta 13.000 millas (20.921 kilómetros) por hora. “Se pretende que el C-HGB sea capaz de destruir objetivos sólo en virtud de su velocidad”, dice el informe.

Después de hacer una escala en Guam la semana pasada, el Zumwalt llegó a Japón este lunes, dijo un portavoz de la Séptima Flota. En un comunicado anterior de la Armada se decía que el buque de guerra había sido asignado al Escuadrón de Destructores 15, el mayor escuadrón de destructores de la Armada estadounidense con base fuera de Estados Unidos, y que opera en la Base Naval de Yokosuka, cerca de Tokio.

Con 185 metros de eslora y 16.000 toneladas de desplazamiento, el Zumwalt es “el mayor y más avanzado combatiente de superficie del mundo”, según una hoja informativa de la Marina. En cambio, los destructores de la clase Arleigh Burke, la columna vertebral de la flota de la armada estadounidense, son unos 30 metros más cortos y tienen un desplazamiento inferior a las 10.000 toneladas.

En perspectiva, el mayor combatiente de superficie de China, el destructor Tipo 055, tiene un desplazamiento de entre 12.000 y 13.000 toneladas. Pero, aunque la Armada del Ejército Popular de Liberación de China no puede igualar el tamaño del Zumwalt, sí puede ganar la batalla por la cantidad.

La Armada estadounidense sólo tendrá tres buques de la clase Zumwalt, siendo los otros el USS Michael Mansoor y el futuro USS Lyndon B. Johnson.

La Armada del Ejército Popular de Liberación (PLA) tiene seis Type 055 en activo y se espera que lleguen más como parte de un programa masivo de construcción naval que ha hecho que la flota naval china supere a la estadounidense y se convierta en la mayor del mundo.

El USS Zumwalt está armado con 80 celdas de lanzamiento vertical de misiles que pueden atacar objetivos terrestres y marítimos, así como cohetes antisubmarinos, mientras que el Type 055 chino tiene 112 celdas de lanzamiento capaces de realizar las mismas tareas.

La Marina estadounidense afirma que el Zumwalt cuenta con una serie de innovaciones, entre las que destaca su diseño sigiloso.

“El diseño del casco de la nave, que perfora las olas, ha facilitado una amplia gama de avances. La superestructura de material compuesto reduce significativamente la sección transversal del radar y otras firmas, haciendo que el buque sea más difícil de detectar por los enemigos en el mar”, según la hoja informativa de la Marina.

Los destructores de la clase Zumwalt han sido un programa controvertido y costoso para la Marina estadounidense. Con los costes de investigación y desarrollo incluidos, los tres buques de la clase tienen un precio de unos 8.000 millones de dólares cada uno, según un informe de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental (GAO) de 2018.

Ese precio por buque se habría reducido considerablemente si la Armada hubiera seguido adelante con su plan original de construir 32 de los enormes destructores, pero ese número se redujo a los tres actuales después de que el servicio decidiera que la clase Zumwalt necesitaría modificaciones sustanciales para llevar a cabo una misión de defensa contra misiles antibalísticos, algo que los Arleigh Burke podrían hacer de forma más económica.

Los buques también han tardado en entrar en funcionamiento. El Zumwalt se puso en servicio en 2016, pero la Armada tardó cuatro años en aceptar la entrega final del constructor naval General Dynamics después de que se comprobaran todos sus sistemas.
Estados Unidos desplegó a Asia el destructor stealth USS Zumwalt, su buque de guerra más avanzado
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!