Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

La República Checa anunció hoy que negociará la compra de 24 cazas norteamericanos F-35 Lightning II para sustituir los 14 aparatos suecos JAS 39 Gripen que protegen el espacio aéreo del país centroeuropeo y se emplean también en misiones de la OTAN. El F-35 es un avión de combate polivalente de quinta generación, monoplaza y de baja visibilidad para los radares.

La República Checa justifica la mayor compra de material bélico de su historia porque una serie de aliados de la Alianza Atlántica y de la UE ya utilizan esos aviones.

Entre estos aliados figuran Estados Unidos y Polonia, por lo que se espera que "esta modernización reforzará la cooperación y disminuirá los costes de reparación y mantenimiento", dijo hoy la ministra checa de Defensa, Jana Cernochova.

Las Fuerzas Armadas Checas desean tener los nuevos aviones cuando venza, en 2027, el contrato de alquiler de los Gripen, que es prorrogable por otros dos años, explicó la ministra.

Sobre el aumento de la flota de aviones supersónicos, de 14 a 24 aparatos, afirmó que los actuales "no son suficientes para cumplir las misiones", y añadió que "dado el empeoramiento de las situación de seguridad, va a aumentar continuamente esas misiones".

“Hoy es un día crucial para el futuro de nuestras adquisiciones de defensa. El Gobierno decidió cancelar la licitación de nuevos vehículos de combate de infantería y me autorizó a negociar la adquisición de los vehículos de combate suecos CV90 con el Gobierno del Reino de Suecia. Otro punto en la agenda de la sesión del Gobierno fue el futuro de la capacidad aérea supersónica checa. Se me autorizó a formar un equipo de negociación interministerial y comenzar negociaciones con el Gobierno de los Estados Unidos para adquirir 24 unidades de los cazas polivalentes F-35 Lightning II para equipar dos escuadrones”, dijo la ministra de Defensa, Jana Černochová, después de la sesión del Gabinete.

El F-35 Lightning II es el avión de última generación de quinta generación que proporcionará un amplio espectro de capacidades para mejorar nuestra postura de defensa nacional. “Nuestra decisión de seleccionar esta opción se basa en el análisis de las Fuerzas Armadas Checas, que articula claramente que solo los cazas de quinta generación más avanzados podrán cumplir con los requisitos de la misión en futuros campos de batalla”, explicó el Ministro Černochová.

El funcionario dijo también que la adquisición debe decidirse en estos momentos porque los costos de los sistemas de armas han estado creciendo continuamente mientras que las capacidades de fabricación y los materiales se vuelven escasos, lo que extiende los plazos de entrega. “No hay que vacilar, porque los plazos son de años”.

“El F-35 Lightning II representará un avión altamente competitivo incluso en el 2040, mientras que la llamada generación 4+ de cazas se habrá vuelto obsoleta para entonces. Además, el F-35 no es solo un caza: proporciona una capacidad aérea que combina un caza, un elemento de defensa aérea, así como un centro de vigilancia y mando, control y comunicación de última generación, al mismo tiempo que forma parte de una amplia red de Internet de Cosas que incluyen vehículos aéreos no tripulados, y es capaz de realizar misiones que están completamente fuera de las capacidades de las aeronaves actuales”, explicó el Jefe del Estado Mayor General, Mayor General Karel Řehka, sobre el requisito de las Fuerzas Armadas Checas.

La razón detrás de aumentar el número de cazas se basa en el hecho de que la cantidad actual de cazas supersónicos ya no es capaz de cumplir con las tareas actuales y dado el empeoramiento de la situación de seguridad, el volumen de misiones realizadas seguirá creciendo.

En cuanto a los vehículos de combate de infantería, el Gobierno decidió cancelar la licitación para la adquisición de este tipo de equipos después de que dos de los tres postores se negaran a aceptar nuevos términos y condiciones. El análisis legal ordenado por el Ministerio de Defensa mostró que la cancelación de la licitación era la única opción.

El Gobierno decidió proceder negociando la adquisición de vehículos CV90 con el Gobierno sueco. “CV90 es una plataforma establecida y probada en combate. Los vehículos están en el inventario de varias fuerzas armadas de países europeos. También fueron seleccionados por la República Eslovaca y coordinaremos nuestras negociaciones con Eslovaquia”, dijo la ministra Černochová y señaló que la cooperación con Eslovaquia ofrecía el potencial de mayores ahorros para la República Checa.

Además de ser una plataforma probada en combate, la CV90 tiene un alto potencial de crecimiento. La adquisición de estos vehículos hará posible que la República Checa cumpla su compromiso con la OTAN de construir una brigada mecanizada pesada que utilizará equipos avanzados probados en combate suministrados por los aliados occidentales. La participación de las industrias de defensa checas en la fabricación de los vehículos de combate será una alta prioridad, dice la ministra Černochová.
República Checa comprará 24 cazas F-35 para sustituir los 14 Saab Gripen que opera su fuerza aérea.
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!