Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

La Fuerza Aérea de los Estados Unidos activó el Escuadrón Agresor N° 65 AGRS que tendrá la única misión de replicar a los adversarios aéreos de quinta generación a los que se pueden enfrentar los pilotos estadounidenses en un conflicto convencional contra China y Rusia. La unidad élite estará basada en la Base Aérea de Nellis, ubicada en Las Vegas, Nevada, y estará equipada con los modernos aviones de combate F-35A Lightning II.

“Debido a la creciente amenaza que representa el desarrollo de cazas de quinta y sexta generación de la República Popular China, debemos usar una parte de nuestra flota de aviones de quinta generación para replicar las capacidades de quinta generación que tiene nuestro adversario”, dijo el General Mark Kelly, comandante del Comando de Combate Aéreo. “Precisamente porque tenemos esta amenaza creíble, cuando replicamos un adversario de quinta generación, debemos hacerlo de manera profesional, para eso están estos agresores”.

“Nos estamos enfocando en las amenazas de alto nivel y las misiones de alto nivel”, dijo el Coronel Scott Mills, comandante del Grupo de Operaciones N° 57. “Las unidades de agresores representan un gran conglomerado de expertos en la materia que se centran en replicar las tácticas de nuestros adversarios, principalmente en Rusia y China. El Grupo N° 65 se centrará en China, y estamos hablando de la doctrina, su entrenamiento y sus capacidades, de modo que cuando estos aviones estén volando, estaremos modelando su manera de operar de la manera más real posible. El uso del F-35 como agresor permite a los pilotos entrenarse contra amenazas con capacidades stealth similares a las que están desarrollando nuestros adversarios” agregó.

El 65º AGRS estará equipado con cazas F-35A, el primero de los cuales fue presentado en Nellis el 9 de junio en un nuevo esquema de pintura característico de las unidades agresoras. La Fuerza Aérea de los Estados Unidos seleccionará aviones de este tipo, de los lotes de producción iniciales que no están aptos para misiones de combate, para modificarlos, disminuirles parte de sus capacidades y convertirlos en una representación perfecta de las amenazas chinas, explicó Mills.

La idea de disponer de cazas de quinta generación como agresores nació en 2019, cuando el entonces comandante del Comando de Combate Aéreo y el Secretario de la Fuerza Aérea aprobaron la reactivación del escuadrón para mejorar el entrenamiento y desarrollar de tácticas de combate de quinta generación.

El 65.º AGRS estuvo previamente activo en Nellis de 2005 a 2014. Durante ese tiempo, la unidad reprodujo tácticas y técnicas de posibles adversarios de EEUU con una flota de cazas F-15C Eagles. Cuando estos fueron retirados del servicio, el 64º AGRS continuó la misión de agresor con aviones de combate F-16 Fighting Falcon.

El programa agresor de la USAF comenzó en la década de 1970 con el fin de brindar a los pilotos estadounidenses la oportunidad de entrenarse contra una fuerza agresora de EE.UU. que replicaba tácticas adversarias avanzadas y creíbles. Desde entonces, las capacidades del adversario han mejorado significativamente, al igual que la necesidad de replicar estas amenazas.

En un futuro estos aviones también participarán de los grandes ejercicios de combate aéreo denominados Red Flag que lleva a cabo la Fuerza Aérea de Estados Unidos en las bases aéreas de Nellis (Nevada) y Eielson (Alaska).
La Fuerza Aérea de EEUU creó un escuadrón de agresores con cazas F-35 para replicar las amenazas stealth de China y Rusia.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!