Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El ministro de Defensa de Argentina, Jorge Taiana, encabezó esta mañana en el Apostadero Naval Buenos Aires la ceremonia de arribo al país del Patrullero Oceánico Multipropósito (OPV) ARA “Contraalmirante Cordero” (P-54), el último de los cuatro buques adquiridos por la Argentina a través del FONDEF para ampliar las capacidades de vigilancia, control y defensa de los recursos marítimos nacionales.

“Estamos muy satisfechos porque hemos completado un trabajo exitoso con Naval Group, y la incorporación de estos cuatro patrulleros son fundamentales para fortalecer las actividades del Comando Conjunto Marítimo, para la defensa de nuestra soberanía, y para mostrar al mundo que la Argentina es un país que tiene una estrategia defensiva con una capacidad disuasiva y de vigilancia y control efectiva de su espacio aéreo, marítimo y terrestre”, destacó Taiana.

Y aseguró: “Esta adquisición se ha completado gracias al aporte del Fondo Nacional de la Defensa (FONDEF) que ha dado un impulso muy importante a las tareas de reequipamiento de las Fuerzas Armadas”.

Asimismo, el ministro aseguró: “Se ha dicho que la Argentina es un país que no mira hacia el mar, pero eso no es cierto, nosotros sí miramos al mar, y por eso estamos fortaleciendo el Comando Conjunto Marítimo para proteger los intereses de nuestro país en el mar. Un comando que tiene como misión central la vigilancia y el control de nuestros recursos marítimos para que no haya depredación en aguas de jurisdicción nacional”.

En sus palabras, el titular de la Armada, almirante Julio Horacio Guardia, señaló que “esta verdadera política de Estado ha permitido incorporar cuatro unidades tecnológicamente modernas que desde la afirmación del pabellón argentino han patrullado nuestros espacios marítimos”. Y amplió: “Estos patrulleros contribuyen a realizar un salto cualitativo en el desarrollo de las operaciones del control del mar y salvaguarda de la vida en el mar”.

El 12 de mayo último el “Contraalmirante Cordero” zarpó desde el Puerto de Concarneau, Francia, para dirigirse a su nuevo apostadero en la Base Naval Mar del Plata, donde se incorporará a la División de Patrullado Marítimo.

El “Contraalmirante Cordero” será uno de los medios asignados con los que cuente el Comando Conjunto Marítimo, que es el organismo encargado de conducir en forma permanente las operaciones de vigilancia y control en los espacios marítimos y fluviales, según disponga el Estado Mayor Conjunto en función de los requerimientos estratégicos nacionales.

Este Comando interviene en el planeamiento y ejecución de tareas de control de tránsito marítimo en la zona del Atlántico Sudoccidental y Austral.

Anteriormente a esta unidad, se recibió el ARA “Bouchard” en febrero de 2020, buque que ya estaba en servicio en la Armada Francesa. En junio de 2021 arribó a la Base Naval Mar del Plata el segundo de la clase, el ARA “Piedrabuena”, y en diciembre de ese mismo año el ARA “Storni”. El OPV ARA “Contraalmirante Cordero” es el último de la serie y ofrecerá las mismas ventajas y características que sus pares.

Cada uno de estos patrulleros tienen un sistema de motorización optimizado, un sistema de estabilización activo y un propulsor de proa, lo que les permite maniobrar más ágilmente ante la necesidad de abordar un buque en infracción. También es “ice proven”, es decir, que se adapta a la navegación en las frías aguas de la Antártida.

Los buques ya entregados están en funcionamiento y permiten a la Armada Argentina llevar a cabo operaciones esenciales para la defensa de los intereses soberanos de la Argentina en el mar.

De este modo se refuerzan las capacidades operativas, mediante un mayor patrullado marítimo de la zona económica exclusiva y de la zona de intereses marítimos; el cuidado de los recursos renovables y no renovables del mar y el cumplimiento de compromisos internacionales referentes a la capacidad para brindar apoyo a la salvaguarda de la vida humana en el mar y, también, el mejoramiento del apoyo a las bases antárticas.

Entre sus características principales están: Una eslora 87 metros y una manga de 14, tiene una autonomía de 7000 millas náuticas, y capacidad para un helicóptero de 10 toneladas. Tiene una visibilidad de 360 grados desde el puente de comando y el mástil único para la cobertura omnidireccional de sensores.

Tiene la capacidad, a través de su popa, de hacer el lanzamiento discreto y seguro de dos lanchas rápidas en menos de 5 minutos, por un sistema de rampas.

Permite una amplia vigilancia de la zona marítima y detección de comportamientos sospechosos. Está equipado con el sistema de combate Polaris y con el sistema de enlace de datos tácticas NIDLK, desarrollados específicamente por el Naval Group para misiones de gobierno de ultramar y que han sido aprobados por la Marina francesa.

Puede permanecer más de tres semanas en el mar, alcanzando una velocidad de 20 nudos, con un helicóptero en su cubierta de vuelo. Además, puede ser operado por una dotación de 40 miembros y llevar tripulantes adicionales hasta llegar a 59 personas.
Argentina recibió el patrullero oceánico 'Contraalmirante Cordero', el cuarto buque tipo OPV-87 fabricado por Naval Group.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!