Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El último de los cuatro patrulleros de altamar (OPV) construidos por Naval Group para la Armada Argentina fue entregado este miércoles 13 de abril en Concarneau (Francia), marcando el fin de un exitoso programa de asociación  entre los astilleros franceses y la marina de guerra sudamericana.

El buque, bautizado ARA Contraalmirante Cordero, fue entregado a la Armada Argentina en presencia de Francisco Cafiero, Secretario de Asuntos Internacionales de Defensa del Ministerio de Defensa argentino, el Vicealmirante Enrique Antonio Traina, Subjefe de Estado Mayor de la Armada Argentina y Alain Guillou, EVP Desarrollo Internacional en Naval Group. Este moderno buque de última generación forma parte del contrato firmado por Naval Group con Argentina en 2019 para el suministro de cuatro Buques Patrulleros Offshore (OPV - Offshore Patrol Vessel en inglés).

El A.R.A. Contraalmirante Cordero es el último buque de la serie y su entrega marca el éxito de un programa que ha cumplido todos sus plazos: el A.R.A. Bouchard (ex-L'Adroit) se entregó en diciembre de 2019 dos meses antes de lo previsto, y el segundo y tercer patrullero offshore el A.R.A Piedrabuena y el A.R.A Storni se entregaron en abril y octubre de 2021, de acuerdo con el calendario original.

Este éxito fue posible gracias a la estrecha colaboración entre los astilleros de Naval Group en Kership y Piriou, quienes trabajaron codo a codo con la Armada Argentina. El excelente índice de satisfacción general de los clientes, medido en un 97 %, confirma la excelente ejecución de este programa.

El Capitán de Navío Santiago Villemur, representante de la Armada Argentina en Francia dijo: “Somos conscientes de que entregar 4 barcos en 3 años, capacitar a las tripulaciones y brindar los servicios logísticos asociados fue un verdadero desafío. Vaya nuestro agradecimiento y gratitud a todos los hombres y mujeres de Naval Group y sus socios industriales que han trabajado incansablemente para lograr esta hazaña. Estos buques ya están contribuyendo a la defensa de los intereses soberanos de Argentina al permitir la Armada Argentina para llevar a cabo sus misiones en el mar”.

Stéphanie Giroud, directora del programa en Naval Group agregó: “Es con gran orgullo y emoción que estamos entregando el último buque de la serie a Argentina en la fecha exacta estipulada en el contrato y presenciando el izamiento de la bandera argentina en Bretaña por cuarta vez. El éxito de este proyecto es colectivo y se debe a la excelencia de la relación establecida con la Armada Argentina, cuyo alto nivel y confianza han motivado a nuestros equipos a cumplir al máximo con las expectativas del cliente. También es el resultado de una asociación industrial constructiva e innovadora entre los equipos de Naval Group, Kership y Piriou”.

Los patrulleros oceánicos argentinos se benefician de las innovaciones desarrolladas por Naval Group y probadas por la Armada francesa, que ha operado este tipo de embarcaciones en varios océanos durante seis años para múltiples operaciones de seguridad marítima. Los tres patrulleros de la serie construidos en Concarneau ofrecen las mismas ventajas y prestaciones que los del A.R.A. Bouchard. 

Así mismo, se han incorporado varios desarrollos para atender al máximo las necesidades de la Armada Argentina. Este último buque cuenta con mejores armas, motorización y está equipado con un sistema de estabilización activo y un propulsor de proa, también está adaptado a la navegación en las frías aguas de la Antártida.

Este tipo de buques ofrece alta resistencia en altamar y excelente navegabilidad; una visibilidad de 360° desde el puente, un mástil único para una cobertura de radar panorámica; el despliegue rápido, seguro y discreto de embarcaciones de intervención lanzadas por un doble sistema de rampas en la popa de la patrullera.

Esta gama de barcos también se beneficia de la experiencia de Naval Group en sistemas de información y comando, lo que permite una amplia vigilancia del espacio marítimo y la detección de embarcaciones sospechosas. El A.R.A Contraalmirante Cordero está equipado con el sistema POLARIS y el sistema de enlace de datos tácticos NiDL, desarrollado específicamente por Naval Group para misiones de acción estatal en el mar y probado en el mar por la Armada Francesa.

El Buque Patrullero Offshore es capaz de permanecer en alta mar durante más de tres semanas, alcanzar una velocidad de 20 nudos y albergar un helicóptero. Implementado por una tripulación reducida de 40 miembros, también puede acomodar a una veintena de pasajeros adicionales.

Tiene una longitud de 87 metros, una manga de 14 metros, un desplazamiento de 1.650 toneladas,una velocidad máxima de más de 20 nudos, alojamiento para 59 personas (tripulación y pasajeros) una autonomía de más de 7.000 millas náuticas y cuenta con capacidad de embarque para dos embarcaciones livianas de 9 metros y un helicóptero de 10 toneladas
Naval Group entregó el último patrullero offshore multimisión OPV-87 para la Armada Argentina.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!