Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

La Armada Nacional de Colombia adquirió una nueva Patrullera de Apoyo Fluvial Liviana (PAF-L) que será construida por astilleros estatales de Cotecmar (Corporación de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de la Industria Naval Marítima y Fluvial) con el fin de reforzar su presencia en los ríos de la frontera sur de Colombia, mas específicamente en el departamento del Putumayo.

La adquisición de este nuevo buque se produce por requerimiento de la Fuerza Naval del Sur, unidad militar que enfrenta en su jurisdicción diversos tipos de amenazas a la seguridad, representadas por actores externos como el crimen organizado transnacional, la delincuencia organizada transnacional y actores internos que hacen presencia en las arterias fluviales del río Putumayo y sus afluentes hídricos, entre los que se encuentran los grupos terroristas de las FARC, grupos de delincuencia organizada, organizaciones de narcotráfico y fenómenos como delitos ambientales, terrorismo y contrabando; los cuales representan una amenaza latente y permanente en el suroriente de Colombia.

Adicionalmente sobre la vertiente fluvial del Río Putumayo se presenta una triple frontera internacional con Ecuador, Perú y Brasil, donde se han detectado una serie de factores de inestabilidad qué afectan la seguridad fronteriza cómo son: El tráfico de combustible, tráfico de armas, municiones y explosivos, tráfico de narcóticos, contrabando, explotación ilegal de recursos minerales, presencia de grupos terroristas, hurto y varios hechos fronterizos que exigen de una especial atención por parte de las unidades fluviales de la Fuerza Naval del Sur, que garanticen no solo la defensa y seguridad de la nación sino también la protección de la población y la soberanía colombiana

La Patrullera de Apoyo Fluvial Liviana es un buque con capacidades para ejecutar operaciones navales en los ríos principales y secundarios del país, como plataforma base para sistemas de comunicaciones, de inteligencia y apoyo logístico a los elementos de combate fluvial, mediante el reaprovisionamiento de los botes y alojamiento para sus tripulaciones.

Estas embarcaciones de diseño y fabricación nacional además cuenta con capacidades defensivas y ofensivas representadas en protección balística externa y un alto poder de fuego. Su armamento está compuesto por emplazamientos para dos ametralladoras M249 calibre 5,56mm, casamatas a proa y popa de ametralladoras dobles de calibre 0.50” (12.7 mm) y el mecanismo de lanzamiento Arpón de granadas de 40mm en la cubierta superior de buque.

Su funcionalidad se ve reflejada en operaciones de mantenimiento de la soberanía y protección de los intereses de la nación, mediante el ejercicio de control de los ríos bajo la jurisdicción de la Armada Nacional, la cual deberá tener la capacidad de realizar su labor en las condiciones descritas en el contexto operacional cumpliendo entre otras con las siguientes misiones: Misiones primarias: Patrullaje y vigilancia, protección de la vida humana, interdicción fluvial, posiciones de bloqueo, retenes fluviales y escoltas.  Así mismo tiene misiones secundarias entre las que se encuentran: Apoyo logístico a unidades fluviales, transporte de personal, asistencia humanitaria, atención a desastres, evacuación de no combatientes y protección del medio ambiente. 

Cotecmar fabricará la patrullera en sus instalaciones ubicadas en la zona de Mamonal, Cartagena de Indias, por un costo estimado de unos 9,7 millones de dólares y está previsto que el buque sea entregado en julio de 2022.

Los PAF-L son buques blindados, diseñados por Cotecmar, con una eslora de 30 metros, una manga de 7 metros y un calado de carga máximo de 1 m. Tienen una resistencia de hasta 12 días en operaciones, lo que les da un alcance de hasta 843 millas náuticas a velocidades de hasta 9,6 kt.

La nueva patrullera podrá acoger una tripulación de 43 miembros entre los que se incluyen oficiales, miembros de la tripulación e Infantes de Marina. Esta nueva PAF-L se suma a otras dos unidades de similares características que también fueron fabricadas por Cotecmar y que operan desde hace varios años con la Armada Nacional en los extensos ríos de la agreste y selvática región oriental del país sudamericano.

De acuerdo Plan de Desarrollo Naval 2042, la Armada Nacional proyecta que su componente fluvial operará a futuro 12 buques tipo Patrullera de Apoyo Fluvial Liviana. Actualmente la institución opera a lo largo y ancho del país 11 embarcaciones de esta clase (pero de distintos modelos), algunas de las cuales tienen varias décadas de uso, aquejan el paso de los años y se acercan al fin de su vida útil.

En el corto plazo la institución proyecta el retiro de dos de estas viejas unidades para su proceso de desactivación y baja; teniendo la necesidad de adquirir por lo menos dos PAF-L adicionales de Cotecmar. En el mediano plazo, la Armada Nacional proyecta la desactivación de las demás unidades -las cuales tienen en promedio 30 años de servicio-, por lo cual se considera que para la proyección al 2042 estas unidades también se reemplacen por otras PAF-L en la medida que vaya cumpliendo su ciclo de vida.
La Armada de Colombia adquirió una nueva Patrullera de Apoyo Fluvial Liviana (PAF-L) que será construida por Cotecmar
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!