Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

Con la llegada de los talibanes al poder en Afganistán, los insurgentes se apoderaron de grandes cantidades de armamento que era empleado por las Fuerzas Armadas Afganas y que en su mayoría fueron enviadas por Washington en las últimas dos décadas. "Todo lo que no ha sido destruido es de los talibanes ahora", dijo a la agencia Reuters un funcionario estadounidense que habló bajo condición de anonimato.

Funcionarios estadounidenses dicen que existe la preocupación en la administración Biden de que esas armas puedan usarse para matar civiles, ser incautadas por otros grupos militantes como el Estado Islámico para atacar los intereses estadounidenses en la región o incluso sean entregadas a adversarios como China y Rusia.

La administración del presidente Joe Biden está tan preocupada por las armas que está considerando una serie de opciones a seguir. Los funcionarios dijeron que no se descarta lanzar ataques aéreos contra los equipos más de mayor importancia como los helicópteros y aviones, pero existe la preocupación de que esta decisión antagonizaría con los talibanes, en un momento en que el principal objetivo de Estados Unidos es evacuar a los miles de ciudadanos y colaboradores que todavía permanecen en el país.

Otro funcionario afirmó que, si bien aún no hay cifras definitivas, la evaluación de inteligencia reciente estima que los talibanes controlan más de 2.000 vehículos blindados, incluidos Humvees, M1117 ASV MRAPS MaxxPro y hasta 40 aeronaves, incluidos helicópteros UH-60 Black Hawks, helicópteros de ataque y exploración MD-530 Little Bird y drones militares ScanEagle.

"Ya hemos visto a combatientes talibanes armados con armas fabricadas en Estados Unidos. Esto representa una amenaza significativa para Estados Unidos y nuestros aliados", dijo el representante Michael McCaul, principal congresista republicano en el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Entre 2002 y 2017, Estados Unidos le dio al ejército afgano un estimado de 28 mil millones dólares en armamento, incluidas pistolas, cohetes, gafas de visión nocturna e incluso pequeños drones para la recopilación de inteligencia.

Pero aeronaves como los helicópteros Sikorky UH-60A Black Hawk han sido el signo más visible de la ayuda militar de Estados Unidos y se suponía que eran la mayor ventaja del ejército afgano sobre los talibanes.

Entre 2003 y 2016, Estados Unidos proporcionó a las fuerzas afganas 208 aviones, según la Oficina de Responsabilidad del Gobierno de Estados Unidos (GAO).  En la última semana, muchos de esos aviones fueron muy útiles para que los pilotos afganos escaparan de los talibanes.

Uno de los funcionarios estadounidenses dijo que entre 40 y 50 aviones habían sido trasladados a Uzbekistán por pilotos afganos que buscaban refugio.

Finalmente los funcionarios citados por Reuters aseguraron que, si bien les preocupa que los talibanes tengan acceso a los helicópteros y aviones, estos requieren de mantenimiento frecuente y muchos son complicados de volar sin un entrenamiento extenso. "Irónicamente, el hecho de que nuestro equipo se averíe tan a menudo es un salvavidas aquí",  afirmaron.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!