Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Un helicóptero UH-60 Black Hawk de la Fuerza Aérea Colombiana fue atacado con explosivos por terroristas de las disidencias de las FARC la tarde de este sábado 17 de abril en el corregimiento El Plateado del municipio de Argelia, en el sur del departamento de Cauca. La aeronave se encontraba realizando una misión de Búsqueda y Rescate en Combate (CSAR) con el fin de socorrer a un grupo de soldados del Ejército Nacional de Colombia que habían resultado heridos en medio de combates con el Grupo Armado Organizado Residual (GAO-r) Carlos Patiño.

La aeronave de matrícula FAC4110 fue atacada por los terroristas con un artefacto explosivo improvisado -conocidos comúnmente como tatucos y que son armas prohibidas por el Derecho Internacional Humanitario- con la intención de derribar el helicóptero especializado en evacuación aeromédica. Como consecuencia del ataque, uno de los tripulantes que cumplía la función de copiloto, fue alcanzado por esquirlas.

En un acto heroico, la tripulación de la Fuerza Aérea logró salvar la vida de soldados heridos y la suya propia en medio del hostigamiento terrorista. Exponiendo sus vidas en medio de la operación de rescate, los aviadores de la FAC cumplieron con la misión y entregaron en Popayán a cinco soldados en condiciones estables, quienes reciben en estos momentos atención médica en centros asistenciales de la ciudad.

Luego de este incidente, que pudo terminar en una gran tragedia debido a la alevosía con la que actúan los terroristas de las Disidencias FARC en el suroccidente del país, la institución aérea informó mediante un comunicado de prensa que las heridas del copiloto no revisten gravedad. La aeronave por su parte, resultó afectada con decenas de orificios en diversas partes de su fuselaje y palas del rotor principal producto de la metralla que contenía el artefacto explosivo.

Este hecho se presentó en medio de una operación militar donde fueron abatidos 14 terroristas miembros de las Disidencias FARC. Así mismo se reportó que en medio de los combates siete militares resultaron heridos y uno más fue asesinado.

El Ministro de Defensa, Diego Molano indicó sobre el hecho que: "Nos mantenemos firmes en la lucha contra los criminales que buscan afectar la tranquilidad de las comunidades. Las operaciones continúan, la lucha contra los narcocriminales se acaba cuando este mal se extermine de Colombia", al tiempo que explicó que las autoridades solo han encontrado los cuerpos de siete de los 14 rebeldes abatidos en los combates.

En un mensaje de Twitter el comandante del Ejército, el General Eduardo Zapateiro, se refirió a la muerte de un suboficial de la institución que falleció en la operación e indicó que: "En combates contra el GAO-r Carlos Patiño en zona rural de Argelia, Cauca, fue asesinado en cumplimiento de su deber, nuestro Héroe, el cabo tercero Diego Ricardo Gómez, de la Tercera División. Enviamos un sentido mensaje de condolencias a sus familiares, amigos y compañeros".

El alto oficial también denunció que la población local, en anuencia con las disidencias de las FARC y usando las vía de hecho, estaban escondiendo los cadáveres de los terroristas abatidos: “personas movieron los cuerpos interfiriendo en los actos urgentes de las autoridades competentes” indicó Zapateiro.

El general aseguró que las tropas, “buscando proteger a la comunidad, fueron atacadas mediante el empleo indiscriminado de artefactos explosivos, lo que dejó como resultado el asesinato de uno de nuestros suboficiales, siete militares heridos y/o contusos, y una aeronave de Fuerza Aérea afectada”.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!