Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Toda la flota de cazabombarderos Lochkeed Martin F-16 de Bélgica, la columna vertebral de su fuerza combate aéreo, fue puesta en tierra desde el pasado 9 de marzo luego que uno de sus "Vipers" experimentara problemas con su motor Pratt & Whitney F100. Desde ese día, la defensa aérea del país europeo fue asumida la Real Fuerza Aérea los Países Bajos, su vecino.

El anuncio fue hecho a través de las cuentas oficiales de la Fuerza Aérea de Bélgica en las redes sociales: "Mientras nuestros técnicos trabajan duro para que los F-16 despeguen lo antes posible y el Centro de Control e Informes de Bélgica monitorea el espacio aéreo sobre Bélgica las 24 horas del día, la Koninklijke Luchtmacht [Real Fuerza Aérea de los Países Bajos] asumirá temporalmente la Alerta de Reacción Rápida para salvaguardar los cielos".

Esta drástica decisión que deja aun país de la OTAN sin flotas de aviones de combate se produjo luego que un F-16 tuviera que aterrizar de emergencia el pasado mes de febrero, poco después del despegue tras sufrir problemas de motor en la base aérea de Florennes. El objetivo tras la suspensión de los vuelos es realizar una investigación para subsanar el fallo y poner en servicio nuevamente los aviones, una vez sean reparados en caso de detectar la falla en más motores.

La investigación reveló que el avión sufrió una "quemadura de tobera, un fenómeno en el que una rotura de material provoca, debido a la alta temperatura, la fusión de varias piezas que pueden desprenderse".

El motor fue enviado para su desmontaje a la empresa de mantenimiento Patria Belgium Engine Center, el contratista que se encarga del mantenimiento de motores,  y tras un examen de toda la flota de aviones F-16, se observó el mismo problema en un número importante de motores.

Tras notificar esta anomalía a Pratt & Whitney, Lockheed Martin y a las Fuerza Aérea de Estados Unidos, se ordenó la inmovilización de la flota para llevar a cabo las acciones correctivas lo antes posible. “Siguiendo el consejo del fabricante del motor y del fabricante de la aeronave, se decidió tomar medidas correctivas inmediatas y dejar en tierra el resto de aeronaves para realizar las verificaciones lo más rápido posible”, dijo la fuerza aérea.

Mientras tanto, el resto de países usuarios del F-16 en Europa fue puesto en sobre aviso para que realizaran inspecciones a sus aviones de combate y poder establecer si otras flotas tienen problemas similares. Holanda ya ha confirmado que sus aviones no se ven afectados por dicha falla.

Todos los aviones belgas, 43 F-16AM monoplaza y ocho F-16BM de dos asientos, se han puesto a tierra mientras se revisan los motores. El tiempo de reparación se estima en cinco días hábiles por motor. “Sin embargo, hay escasez de repuestos en el mercado”, según admitió la fuerza aérea.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!