Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

En el Comando de Guardacostas se realizó la ceremonia de recepción de dos lanchas guardacostas donadas por la República de Corea del Sur, el evento estuvo presidido por el general Oswaldo Jarrín Román, Ministro de Defensa Nacional, acompañado por el general de División Luis Lara Jaramillo, Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, el contralmirante Rafael Poveda Romero, Comandante General de la Armada y almirantes de la plaza de Guayaquil.

Durante la ceremonia se realizó la lectura del acta de entrega-recepción de las unidades guardacostas, seguido de los discursos de rigor del contralmirante Rafael Poveda Romero y luego del general Oswaldo Jarrín Román.

El contralmirante Poveda expresó que las lanchas adquiridas permiten apoyar al desarrollo nacional, hoy se materializa ese compromiso de cooperación internacional con Corea del Sur a través de la donación de dos unidades de la Guardia Costera de Corea del Sur. Por su parte, el ministro de Defensa aseveró: “…países que tienen guardacostas, fuerza naval con la autoridad que corresponde para el ejercicio marítimo, tienen garantizado su progreso…”

Las embarcaciones, que anteriormente estaban en servicio con la Guardia Costera de Corea del Sur (KCG) (con los números de banderín 302 y 303), serán bautizadas como LG-35 Isla Floreana y LG-36 Isla Darwin antes de ser incorporadas al servicio ecuatoriano, con la misión de reforzar la capacidad del país para realizar misiones de vigilancia e interdicción de estupefacientes.

Estas lanchas patrulleras serán asignadas a la Guardia Costera ecuatoriana y serán desplegadas en las aguas aledañas a las Islas Galápagos frente a las costas de Ecuador, donde se asegurarán que los barcos de pesca ilegal no ingresen a la zona económica exclusiva del país sudamericano. Las embarcaciones también realizarán misiones como búsqueda y rescate, patrullajes costeros, protección de recursos naturales, así como operaciones antipiratería y antinarcóticos.

Los buques patrulleros de la clase Haeuri tienen una eslora de 53,7 metros, una manga de 7,4 metros, un calado de 2,5 metros, un alcance de 2100 millas náuticas y una velocidad de 19 nudos. Con un desplazamiento de 430 toneladas, los barcos pueden acomodar una tripulación de 25 marineros. El armamento con el que está equipado el buque incluye ametralladoras pesadas.

Los barcos fueron construidos por el astillero Hyundai Heavy Industries (HHI) y entraron en servicio con la Guardia Costera Coreana a principios de la década de 1990 y fueron retirados del servicio en octubre de 2019 y enero de 2020 respectivamente.

Cada año, Ecuador enfrenta una enorme flota de barcos pesqueros chinos que amenaza el área alrededor de las Islas Galápagos, una de las más biodiversas del mundo, para pescar calamares gigantes y otras especies marinas en aguas internacionales. La Armada ecuatoriana planea emplear estas embarcaciones clase Haeuri para proteger sus aguas soberanas contra cualquier incursión ilegal.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!