Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

La Fuerza Aérea de Estados Unidos ha desplegado esta semana al Mar Caribe varios de sus sofisticados aviones HC-130J Combat King II, en misiones de inteligencia y control del espacio aéreo y marítimo, con el fin de cerrarle la puerta a las aeronaves y embarcaciones del narcotráfico que se desplazan impunemente en varios países de Latinoamérica.

La aeronave HC-130J de matrícula 09-5708 y callsign "KING30" despegó desde la Base Aérea Muñíz, ubicada en la isla de Puerto Rico, con destino a una zona al norte de la península Guajira colombiana que es estratégica en las rutas de tráfico de narcóticos que salen desde Venezuela.

El despliegue de este moderno avión a esta zona del mundo es un hecho poco común y obedece a la orden impartida por el Presidente Donald Trump, de enviar una fuerza aeronaval a esta región, para impedir el paso de narcóticos hacia el país norteamericano.

El HC-130J es usado por la Fuerza Aérea de Estados Unidos como una plataforma de recuperación de personal de ala fija. Es una versión de rango extendido del popular avión de carga Hércules C-130J y su misión es desplegarse rápidamente para ejecutar operaciones de recuperación de personal en aeródromos austeros y territorio enemigo en todo tipo de condiciones meteorológicas.


Además también puede realizar misiones de lanzamiento de carga, reabastecimiento de combustible en vuelo de helicópteros y reabastecimiento de combustible en tierra en áreas avanzadas. Así mismo puede participar en operaciones de asistencia humanitaria, respuesta a desastres, cooperación en materia de seguridad, evacuación aeromédica de emergencia y operaciones de evacuación de no combatientes.

Los HC-130J tienen una avanzada aviónica a bordo, como por ejemplo los sistemas de navegación inercial y sistemas de posicionamiento global totalmente integrados, gafas de visión nocturna, sistemas de advertencia antimisiles (guiados por infrarrojos y radar), dispensadores de chaff y bengalas, comunicaciones satelitales y la capacidad de recibir combustible en vuelo.

El HC-130J puede volar durante el día; sin embargo, las tripulaciones normalmente vuelan de noche a altitudes bajas y medias en entornos conflictivos o sensibles, tanto sobre tierra como sobre el agua. 

Las tripulaciones utilizan los sistemas de visión nocturna para ejecutar perfiles de vuelo tácticos para evitar la detección y realizar operaciones encubiertas de infiltración / exfiltración y transferencia. Para mejorar la probabilidad de éxito de la misión y la supervivencia cerca de áreas pobladas, las tripulaciones emplean tácticas que incluyen no incorporar iluminación o comunicaciones externas y evitar la detección de radar y armas.

El HC-130J son el resultado del programa de recapitalización HC / MC-130 y reemplaza a la vieja flota HC-130P/N del Comando de Combate Aéreo como la plataforma dedicada de recuperación de personal de ala fija en el inventario de la Fuerza Aérea Estadounidense. 
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!