Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Aviones cazambombarderos IAI Kfir C-10 de la Fuerza Aérea Colombiana realizaron un entrenamiento de guerra aeronaval con un destructor de la clase Arleigh Burke perteneciente a la Armada de los Estados Unidos el pasado fin de semana.

El ejercicio operacional, planeado entre el Comando Sur de los Estados Unidos y la Fuerza Aérea Colombiana, fue denominado “Poseidón” y permitió optimizar la interoperabilidad de la FAC y fortalecer procedimientos para la interdicción, interceptación, neutralización de blancos marítimos.

Los juegos de guerra convencional que se llevaron a cabo en aguas del Golfo de Morrosquillo contaron con la participación del buque de guerra estadounidense USS William P. Lawrence (DDG-110) y varios aviones de combate supersónicos colombianos desplegados desde el Comando Aéreo de Combate N°1 ubicado en Puerto Salgar, Cundinamarca, los cuales fueron apoyados por el avión de reabastecimiento aéreo Boeing KC-767 'Júpiter'.

A pesar que, según la Fuerza Aérea Colombiana, el ejercicio tenía la finalidad de "fortalecer procedimientos y estándares en la detección, ubicación y neutralización de actividades ilícitas al servicio del delito trasnacional del narcotráfico"; la naturaleza de los equipos participantes denota que se trató de un entrenamiento de caracter estratégico enfocado en la guerra convencional aeronaval.

En el mismo, las unidades aéreas colombianas ejecutaron diversos tipos de ataques simulados en contra de uno de los buques más avanzados y mejor equipados en materia de tecnología, sensores y armamento actualmente en servicio en todo el mundo; lo cual supuso un nuevo reto y una gran cantidad de lecciones aprendidas para las tripulaciones de los aviones Kfir de la Fuerza Aérea Colombiana.

La guerra aeronaval es una de las capacidades distintivas que la Fuerza Aérea Colombiana ha estado afinando en los últimos años. Recientemente, en esa misma zona marítima la institución realizó el Ejercicio Aeronaval Alcatraz, donde participaron fragatas y patrulleros oceánicos de la Armada de Colombia y que tenía como fin pulir las destrezas de marinos y pilotos en operaciones marítimas de ataque aeronaval y defensa antiaérea.

Para la tripulación del moderno buque estadounidense, el ejercicio Poseidón también significó la oportunidad de entrenar contra un adversario disimilar y con particulares capacidades que testearon el avanzado radar AN/SPY-1 y el sistema AEGIS que equipan este tipo de navíos.

Los destructores de la clase Arleigh Burke son buques multimisión altamente capaces que pueden llevar a cabo una variedad de operaciones, desde presencia en tiempo de paz y gestión de crisis hasta control del mar y proyección de poder, todo en apoyo de la estrategia militar de los Estados Unidos. 

Los destructores de misiles guiados son capaces de combatir simultáneamente batallas aéreas, superficiales y submarinas. El buque contiene innumerables armas ofensivas y defensivas diseñadas para satisfacer las necesidades de defensa marítima hasta bien entrado el siglo XXI.

El destructor de clase Arleigh Burke está armado con 56 misiles de crucero Raytheon Tomahawk, con una combinación de misiles de ataque terrestre (TLAM) y misiles antibuque con guía inercial además de misiles antiaéros Standard SM-2MR bloque 4.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!