Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Francia informó a la OTAN que suspenderá su participación en una operación naval en el Mediterráneo después de los resultados de una investigación sobre un incidente en junio entre buques de guerra franceses y turcos.

El Ministerio de Defensa francés expresó en una carta dirigida al secretario general de la OTAN que Francia había hecho cuatro solicitudes para aclarar el papel de la operación Sea Guardian, incluida su cooperación con una misión de la UE que vigilaba el embargo de armas de la ONU a Libia.

Los lazos entre los aliados de la OTAN, Francia y Turquía, se han deteriorado en las últimas semanas en un contexto de fuertes tensiones entre París y Ankara, especialmente en torno al conflicto libio.

Socios en la OTAN, los gobiernos francés y turco ya no esconden que en Libia juegan en equipos diferentes. Después de que París acusara a Ankara de hacer que sus fragatas iluminaran tres veces en sus radares (la última maniobra antes de disparar fuego real) a la fragata francesa ‘Le Courbet’ en el Mediterráneo cuando ésta intentaba inspeccionar un carguero que llevaba armas turcas a Libia, el Gobierno francés pidió una investigación a la OTAN. El Courbet estaba trabajando en la operación Sea Guardian de la OTAN.



La OTAN abrió una investigación después de que Francia protestara durante una reunión de ministros de defensa de la alianza en junio.

El diario 'L'Opinion' también informó el miércoles sobre la decisión y agregó que París tenía la intención de expresar su insatisfacción con la Alianza Atlántica, considerada poco severa con Turquía.

El Ministerio de Defensa de Francia, el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Comando Marítimo Aliado, que encabeza Sea Guardian, no respondieron de inmediato para hacer comentarios.

Francia dijo que el 10 de junio los buques de guerra turcos encendieron sus luces de radar tres veces hacia el Courbet y que los marineros turcos también se pusieron chalecos antibalas y tomaron posicion de combate sus armas ligeras durante el incidente.

Turquía ha negado la versión francesa diciendo que fue el buque de guerra francés el que se mostró agresivo.

El ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, ha instado a Francia a disculparse por lo que califica de acusaciones falsas contra Ankara, a la que París culpa de intentar evitar la inspección de una embarcación que navegaba con dirección a Libia en el Mediterráneo.

En una rueda de prensa en Berlín con su homólogo alemán, Heiko Maas, el canciller turco describió como "no correspondiente a la verdad" la visión francesa del incidente, que se produjo el mes pasado, y subrayó que "Francia debe disculparse", informó Reuters.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!