Un avión de pasajeros Boeing 737-800 que tenía como destino a Ucrania se estrelló en Irán poco después de su despegue sin dejar sobrevivientes. Ukraine International Airlines informó que 167 pasajeros y nueve miembros de la tripulación iban a bordo del vuelo 752, que se estrelló a las 6:18 de la mañana (horas local) de este miércoles en Sabashahr, cerca de Teherán.

Entre las víctimas había 82 iraníes, 63 canadienses y 11 ucranianos (dos pasajeros y los nueve trabajadores), explicó el ministro de Exteriores de Ucrania, Vadim Prystaiko. En el siniestro fallecieron además 10 ciudadanos suecos, cuatro afganos, tres alemanes y otros tres británicos.

El jefe de la Organización de Gestión y Mitigación de Desastres de Teherán, Mansour Darajati, dijo que las primeras evaluaciones sugieren que el accidente fue causado por un problema técnico, informó la Agencia de Noticias de la República Islámica (IRNA, por sus siglas en inglés) sin aportar pruebas que apoyen esta teoría.

Otro medio estatal señaló que un funcionario de la Organización de Aviación Civil de Irán indicó que la aeronave no alcanzó a declarar ninguna emergencia.
Imágenes en televisión mostraban los trabajos de recuperación en el lugar del accidente, donde se podía ver metal y otros escombros esparcidos por el sitio.

Un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Ucrania declaró que la prioridad es identificar a las personas que murieron en el accidente. La aerolínea indicó que estaba cooperando estrechamente con las autoridades de aviación.

La Autoridad de la Aviación de Irán indicó que no entregará a Estados Unidos las cajas negras del Boeing 737 que se estrelló este miércoles tras despegar de Teherán, matando a las 176 personas que transportaba.

“No le daremos las cajas negras al constructor [Boeing] ni a los estadounidenses”, señaló Ali Abedzadeh, director de la Organización de la Aviación Civil de Irán, citado por la agencia Mehr.

El vuelo PS752 de Ukraine International Airlines (UIA) había despegado a las 06H10 (02H40 GMT) del aeropuerto Imán Jomeini de Teherán rumbo al aeropuerto Boryspyl de Kiev, pero se estrelló a unos 45 km al noroeste del aeropuerto poco después.

La tragedia se produce en un tenso momento tanto para Irán como para Boeing. Irán ha disparado más de una docena de misiles contra bases aéreas iraquíes-estadounidenses en represalia por el asesinato la semana pasada de su máximo general, Qassem Soleimani. Justo antes del accidente, reguladores de aviación estadounidenses habían emitido nuevas restricciones para prohibir vuelos civiles sobre Irak e Irán.

Según el derecho internacional, Irán debería encabezar las investigaciones debido a que el accidente ocurrió en su territorio.

Sin embargo, pocas naciones tienen la experiencia y las instalaciones técnicas necesarias para realizar una investigación completa de los accidentes, por lo que Estados Unidos, Francia u otros países a menudo brindan asistencia. Por ejemplo, los datos de las cajas negras del avión deberán descargarse en un laboratorio especializado y solo existen unos pocos en todo el mundo.

Las normativas internacionales para las investigaciones de accidentes aéreos también permiten que el país que fabricó el avión participe en una investigación.

Esa disposición permite a los fabricantes del avión ofrecer su experiencia técnica. Pero el actual conflicto político entre Irán y EU probablemente complicará la participación de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte estadounidense y de Boeing.

Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Acerca de Webinfomil

Webinfomil.com - Revista digital especializada en noticias de actualidad, orden público, aviación y la industria de seguridad y defensa. ¡10 años informando!
«
Entrada más reciente
»
Entrada antigua