La aerolínea australiana Qantas pone en prueba esta noche, viernes 18 de octubre, el vuelo comercial más largo del mundo, para conocer los límites que pueden soportar tanto pasajeros como tripulación y pilotos. Por primera vez, un avión cubrirá la ruta entre EE.UU. y Australia sin ninguna escala, informó la compañía.

Se trata de un Boeing 787 Dreamliner, recién fabricado, que viaja con solo 50 personas a bordo, incluida la tripulación, para ahorrar peso y extender su alcance. El objetivo de esta prueba es realizar una investigación científica sobre el estado de salud de los ocupantes, minimizar el desfase horario e identificar los períodos óptimos de descanso y trabajo de la tripulación.

Qantas ha anunciado tres vuelos de investigación de ultra larga distancia para recopilar nuevos datos sobre la salud y el bienestar de los pasajeros y la tripulación. Los vuelos forman parte de la planificación del Proyecto Sunrise: que tiene como objetivo operar vuelos comerciales regulares sin escalas desde la costa este de Australia (Brisbane, Sydney y Melbourne) a Londres y Nueva York.

Los tres vuelos, que se realizarán durante tres meses, utilizarán los nuevos aviones Boeing 787-9. Cada uno tendrá un máximo de 40 personas, incluida la tripulación, para minimizar el peso y proporcionar el rango de combustible necesario. 

Los pasajeros, en su mayoría empleados de Qantas, contarán con dispositivos de tecnología portátil y participarán en experiencias específicas en diferentes etapas de los vuelos. Científicos y expertos médicos del Centro Charles Perkins supervisarán los patrones de sueño, el consumo de alimentos y bebidas, la iluminación, el movimiento físico y el entretenimiento durante el vuelo para evaluar el impacto en la salud, el bienestar y el reloj corporal.
Los investigadores de la Universidad de Monash trabajarán con los pilotos para registrar los niveles de melatonina de la tripulación antes, durante y después de los vuelos. Los pilotos usarán un dispositivo EEG (electroencefalograma) que rastrea los patrones de ondas cerebrales y monitorea el estado de alerta. El objetivo es establecer datos para ayudar a construir el patrón óptimo de trabajo y descanso para los pilotos que operan servicios de larga distancia.

El CEO de Qantas Group, Alan Joyce, dijo que los vuelos brindarán a los expertos médicos la oportunidad de realizar investigaciones en tiempo real que se traducirán en beneficios para la salud y el bienestar. “Volar en distancias ultra largas presenta muchas preguntas de sentido común sobre la comodidad y el bienestar de los pasajeros y la tripulación. Estos vuelos proporcionarán datos invaluables para ayudar a responderlos.

"Para los clientes, la clave será minimizar el desfase horario y crear un entorno en el que estén esperando un vuelo tranquilo y placentero. Para la tripulación, se trata de utilizar la investigación científica para determinar las mejores oportunidades para promover el estado de alerta cuando están de servicio y maximizar el descanso durante su tiempo de inactividad en estos vuelos".

"Volar sin escalas desde la costa este de Australia a Londres y Nueva York es realmente la última frontera en la aviación, por lo que estamos decididos a hacer todo el trabajo preliminar para hacerlo bien".

“Ninguna aerolínea ha realizado este tipo de investigación dedicada antes y utilizaremos los resultados para ayudar a dar forma al diseño de la cabina, el servicio a bordo y los patrones de la lista de la tripulación para el Proyecto Sunrise. También veremos cómo podemos usarlo para mejorar nuestros vuelos de larga distancia existentes ", agregó Joyce.

Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Acerca de Webinfomil

Webinfomil.com - Revista digital especializada en noticias de actualidad, orden público, aviación y la industria de seguridad y defensa. ¡10 años informando!
«
Entrada más reciente
»
Entrada antigua