El novedoso y gigantesco drone de combate ruso (UCAV) S-70 Okhotnik-B voló por primera vez junto con un avión de combate furtivo Sukhoi Su-57, con el fin de probar la interacción entra las dos plataformas que se convertirán en la punta de lanza de la Fuerza Aérea Rusa en un futuro.

Los ingenieros rusos proyectan que una de las futuras misiones que realizará el S-70 cuando esté operativo será la de volar en misiones de combate junto con el Su-57 de una forma autónoma, lo que podría potenciar las capacidades del caza ruso de quinta generación  y marcaría el comienzo de una nueva era en la doctrina del combate aéreo.

El Ministerio de Defensa de Rusia publicó un video del vuelo de prueba este 27 de septiembre, pero no especificó dónde o cuándo se había llevado a cabo la prueba. Las imágenes de video sugieren que el inédito experimento ocurrió en el 929° centro de pruebas de vuelo ubicado en el estado de Chkalov en la región sudoccidental de Astrakhan. Según los informes oficiales, el vuelo duró "más de 30 minutos".

"Como parte del programa de prueba en curso, el dron Okhotnik realizó un vuelo en modo automático", dijo el comunicado del Ministerio de Defensa ruso. El S-70 "ampliará la cobertura de radar del caza y ayudará a la adquisición de objetivos para emplear armas lanzadas desde el aire", agregó la misiva.


No está claro si los dos aviones realmente estuvieron conectados en red de alguna manera durante el vuelo, aunque el Ministerio de Defensa de Rusia dijo que la prueba estaba relacionada con el desarrollo de capacidades de equipo tripulado y no tripulado.

El Ojotnik, desarrollado por la compañía Sukhoi, está dotado del mismo motor turbofan con que se equipa a los míticos cazas Su-35S. En la construcción del dron se usan materiales especiales que lo hacen casi invisible a los radares. El avión no tripulado está llamado a convertirse en el primer dron de combate de las Fuerzas Armadas de Rusia.

El Ministerio de Defensa ruso ha asegurado que las misiones principales para el S-70 serán inteligencia, vigilancia y reconocimiento, utilizando sensores electroópticos e infrarrojos y sistemas de inteligencia de señales, así como guerra electrónica. Sin embargo, su tamaño general le permitiría acomodar armas internamente.

De las imágenes se puede concluir que el nuevo drone ruso tiene una envergadura de más de 50 pies y una longitud de entre 34 y 36 pies, medidas similares al drone X-47B desarrollado por Estados Unidos. De igual manera se aprecia que el aparato tiene unas alas más anguladas que su contraparte norteamericana, lo que le podría ofrecer una velocidad máxima más alta y una mejor eficiencia y maniobrabilidad a altas velocidades sostenidas.

El prototipo del "Okhotnik-B" carece de ciertas características de sigilo: aparece cubierto con lo que probablemente son antenas para propósitos de prueba, y la tobera del motor está sin tapar y expuesta. En última instancia, Okhotnik incluirá el uso de materiales compuestos y un revestimiento especial para reducir aún más la firma de su radar. 

Rusia lleva años buscando optimizar su equipo de drones militares con el objetivo de pelear de tú a tú con las avanzadas herramientas estadounidenses que desde hace ya algún tiempo cuentan con armas tan potentes como el MQ-9 Reaper, el dron más letal y más usado por el ejército americano.

Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Acerca de Webinfomil

Webinfomil.com - Revista digital especializada en noticias de actualidad, orden público, aviación y la industria de seguridad y defensa. ¡10 años informando!
«
Entrada más reciente
»
Entrada antigua