El Ejército de los Estados Unidos realizó recientemente una prueba fuego con los misiles de origen israelí Rafael Spike NLOS (iguales a los que usan los helicópteros Arpía IV de la Fuerza Aérea Colombiana) con el fin de evaluar su operación en los helicópteros de ataque Apache AH-64E y así aumentar su capacidad para atacar objetivos a distancias de hasta 30 kilómetros (18.6 millas).

El evento se llevó a cabo del 26 al 28 de agosto en el campo de pruebas de Yuma en Arizona, donde el Ejército realizó una serie de disparos en las que un helicóptero Apache utilizó el misil guiado antitanque Spike Non-Line-of-Sight (NLOS) fabricado por Rafael contra réplicas de sistemas rusos de defensa antiaérea.

Un total de cinco de los misiles fabricados en Israel fueron disparados desde la aeronave durante los tres días que duraron los experimentos, y se dice que cada uno de ellos alcanzó los blancos, según un video publicado por el Ejército de los EE. UU. el pasado 12 de septiembre.

En este momento, el armamento de mayor alcance de los Apache es su misil antitanque guiado por láser "Hellfire", por lo que incorporar este nuevo y avanzado misil israelí significaría una mejora para la aviación del ejército estadounidense, encargada de atacar tanques y defensas aéreas en un hipotético conflicto con Rusia.

El escenario para la prueba fue exigente; en medio del desierto montañoso de Arizona, un helicóptero AH-64E que se escondió detrás de escarpadas montañas que superaban los 1.600 pies de altura disparó un misil contra un objetivo que representaba un sistema ruso de misiles desplegado en la ladera opuesta.

Gracias al gran alcance del misil, el piloto del Apache pudo maniobrar su helicóptero fuera del alcance del sistema ruso, disparar y controlar el misil Spike hasta llegar a su blanco. De hecho, el Ejército de EE.UU. llevó su experimento más allá, al hacer que el Apache volara a baja altitud, a tan solo unos cientos de pies por encima del terreno y provocar -de manera intencional- una perdida de conexión entre el piloto y el misil en los últimos segundos previos al impacto, para evaluar que el misil pueda hacerse cargo de la misión usando su capacidad automatizada y eliminar la amenaza.

El misil también tiene un cable de fibra óptica que se despliega detrás de él y lo conecta al helicóptero, lo que permite que el piloto del Apache tenga más control sobre el misil incluso después de que este se haya lanzado. Si las pruebas tienen éxito, el Spike NLOS complementaría al misil guiado antitanque Hellfire como la munición de mayor alcance disponible para el AH-64E.

Aunque el misil Spike NLOS es construido actualmente por la compañía de defensa Rafael en Israel, el portal especializado Defense News aseguró que si el Ejército decidiera incorporarlos, es muy probable que Lockheed Martin, un socio de la compañía de defensa israelí, los fabrique en territorio norteamericano en la ciudad de Troya, Alabama.

La Fuerza Aérea Colombiana emplea desde el año 2015 a bordo de sus helicópteros de ataque Sikorsky AH-60L Arpía IV misiles Rafael Spike NLOS de quinta generación, iguales a los que quiere incorporar el Ejército de los Estados Unidos y que cuentan con un alcance de más de 25 kilómetros. Además de esta poderosa arma de guerra, los Arpías colombianos integran las versiones de los misiles Spike ER (Extended Range) con un alcance de 8 kilómetros y la versión Spike LR (Long Range) de 4 kilómetros de alcance.

Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Acerca de Webinfomil

Webinfomil.com - Revista digital especializada en noticias de actualidad, orden público, aviación y la industria de seguridad y defensa. ¡10 años informando!
«
Entrada más reciente
»
Entrada antigua