El Plan DN-III-E es un operativo militar que establece los lineamientos generales al Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, que constituye en el fortalecimiento del Sistema Nacional de Protección Civil para realizar actividades de auxilio a la población civil, afectada por cualquier tipo de fenómeno que origine un desastre.

Los objetivos del Plan DN-III-E son: proteger a las personas, sus bienes y preservar el entorno ecológico, coadyuvar con las autoridades que integran el Sistema Nacional de Protección Civil, mantener la confianza de la población en la capacidad de respuesta del Ejército y Fuerza Aérea mexicanos, generar doctrina para la actuación del Ejército y Fuerza Aérea en actividades de protección civil.

Uno de los pilares más importante del Plan DN-III-E, es el componente aéreo que está conformado por dos importantes bloques, aeronaves de ala fija para cumplir misiones de: reconocimiento, transporte y carga que determine el Alto Mando, aeronaves de Ala Rotativa para cumplir misiones de: reconocimiento transporte, carga, y evacuaciones de damnificados y aeromédicas que determine el Alto mando, ahora se ha implementado el uso de Vehículos Aéreos No Tripulado para el reconocimiento evaluación de daños del área afectada, estos vehículos tienen un radio de acción de 110 km y cuenta con una autonomía de cinco horas.

El plan se aplica en los siguientes fenómenos: Hidrometeorológicos: nevadas, heladas y bajas temperaturas, sistemas tropicales: huracanes, ondas, depresiones y tormentas tropicales, Incendios forestales y geológicos, como los movimientos telúricos y las erupciones volcánicas.

La implementación del Plan DN-III-E en el terreno cuenta con tres distintas fases: Prevención, Auxilio y de Recuperación.

La Fase de Prevención: En la cual el personal militar alerta a la población civil realiza un atlas de riesgos y mantiene un constante monitoreo del fenómeno y realiza reuniones de trabajo interinstitucional con las autoridades que integran el Sistema de Protección Civil.


La Fase de Auxilio: Se moviliza el material y el personal para brinda el auxilio en la zona afectada, delimita la zona de desastres, se apoya a las autoridades locales, se realiza la búsqueda y localización de personas, se realiza la instalación de las cocinas comunitarias, se atiende a las personas afectadas brindando atención médica, dental y psicológica. Mientras tanto, la Fuerza Aérea Mexicana establece puentes aéreos con aviones y helicópteros para el traslado y evacuación de personas, abastecimiento y bienes de las áreas incomunicadas einicia, la reconstrucción de vías de comunicación y reinstalación de los servicios básicos.

La Fase de Recuperación: Se completa la reinstalación de los servicios básicos, se lleva a cabo la entrega de despensas y se concluye con el despeje de las vías de comunicación. 

Historia

El primer antecedente, sobre la participación del Ejército en funciones de auxilio a la población civil fue en 1926, derivado de las severas inundaciones que sufrió en el estado de Guanajuato.

El Plan DN-III-E tiene su origen el 18 de septiembre de 1965, cuando el Secretario de la Defensa Nacional, presentó al Presidente de la República, “El Plan para el Auxilio a la Población Civil en casos de Desastres”, este fue integrado como anexo “E” del plan de Defensa Nacional número III, por ellos fue nombrado como: “Plan DN-III-E”. Entrando en acción el 10 en octubre de 1966; tras el paso del huracán “Inés” en el estado de Tamaulipas y el desbordamiento del Rio Pánuco en el estado de Veracruz, realizando evacuación de damnificados por vía aérea.


Destacando la actuación de la flota de la FAM durante en Plan DN-II-E en los años de: 1982, durante la erupción del volcán “Chichonal” en el estado de Chiapas, evacuando a la población civil.

Una fecha muy importante en los anales de la historia de este plan se llevó a cabo durante los lamentables y muy dolorosas consecuencias del Terremoto del 19 de septiembre de 1985, en la Ciudad de México, rescatando a personas atrapadas bajo los escombros; así como la remoción de escombros. Donde las aeronaves de la FAM transportaron víveres, medicamentos y ropa de los estados hacia la Ciudad de México.

En 1997, en el estado de Guerrero tras el paso del huracán “Paulina”. Transportando víveres y servicios médicos a zonas de difícil acceso. En 2007, durante las graves inundaciones que asolaron al estado de Tabasco. Donde los helicópteros fueron actores de suma importancia, ya que gracias a estas poderosas máquinas el ejército pudo comunicar, trasladar víveres y brindar todo el auxilio a la población.

En 2013, durante el inédito embate simultaneo de los sistemas tropicales “Manuel e Ingrid” que azotaron diversos estados del Golfo de México (Tamaulipas, Veracruz y Nuevo León) y del Pacifico (Guerrero, Jalisco, Colima y Nayarit). Y en 2015 en los estados de Jalisco y Colima tras el paso del huracán “Patricia”.

En el año 2016, se conmemoró el “Cincuenta aniversario de la Aplicación del Plan DN-III-E”, ocasión que permitió redescubrir sus orígenes, valorar la razón de su existir, analizar la forma en que ha evolucionado y los fenómenos más devastadores en los que se ha aplicado.

Tras los sismos y huracanes que azotaron en septiembre de 2017 a la tercera parte del País, se realizaron de 1,600 operaciones trasladando más de 37 mil elementos de las Fuerzas Armadas, personal de seguridad pública, Cruz Roja Mexicana, topos (organizaciones civiles especializadas en búsqueda y rescate en espacios confinados) y perros de rescate, así como la distribución de dos mil toneladas de ayuda humanitaria hacia los estados de Chiapas y Oaxaca, concentrando gran parte de esta ayuda humanitaria en la Base Aérea Número 2 (BAM2) localizada en Ixtepec, Oaxaca.

Durante 2019, se ha brindado apoyo a la Comisión Nacional Forestal para mitigar los fuertes incendios forestales que han afectado a treinta y un estados de la República.

Ayuda Humanitaria 

Bajo el mismo esquema del Plan, México ha brindado ayuda humanitaria a países amigos integrándose a una delegación que encabeza la Secretaria de Relaciones Exteriores

Desde 1996, el Ejército y Fuerza Aérea han apoyado en cuarenta y tres ocasiones a veinte países como: Ecuador (1996), Bolivia (1998), Guatemala (2000), Haití (2004) destacado en 2005 en los Estados Unidos tras el paso del huracán Katrina.

Dicho plan ha sufrido modificaciones en diversas ocasiones con base en los conocimientos adquiridos de manera empírica y a través de análisis, en los cuales se ha aprendido de los errores y de los aciertos. Nunca será motivo de alegría la aplicación del DN-III-E, pero la unión entre el pueblo y su Instituto Armado para vencer cualquier tipo de adversidad siempre es motivo de orgullo.


Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Acerca de Alejandro Torres C

Webinfomil.com - Revista digital especializada en noticias de actualidad, orden público, aviación y la industria de seguridad y defensa. ¡10 años informando!
«
Entrada más reciente
»
Entrada antigua