El jumbo jet, la reina de los cielos o la ballena; todos ellos son apodos para el Boeing 747, el avión de pasajeros más famoso del mundo; el cual desde su primer vuelo en Everett -Washington- hace cincuenta años revolucionó la industria aeronáutica y el transporte en el mundo.

Más grande que cualquier otro avión comercial en ese momento,el 747 era una apuesta igualmente grande para Boeing, apuesta que fue pagada con creces, no solo a Boeing sino también a las aerolíneas y los pasajeros que se transportan en ellos a brindar facilidades y alcances nunca antes vistos. Aunque sus números están disminuyendo rápidamente, hoy en día aún se puede vislumbrar su perfil fácilmente reconocible en los aeropuertos de todo el mundo.

La historia de este avión comenzó con un proyecto militar poco conocido. En marzo de 1964, la Fuerza Aérea de EE.UU. necesitaba un gran avión de carga por lo que pidió a las empresas constructoras que enviaran sus propuestas. La aeronave debía ser capaz de transportar unas 52 toneladas de carga a distancias de 8.000 kilómetros. Además, debía ser tan amplio como para poder acoger en su interior un tanque y debía tener rampas de entrada y salida en la parte frontal y trasera.

La competencia por el diseño la ganó Lockheed Martin con su C-5 Galaxy, pero el plan elaborado por Boeing terminaría por influir en un avión con una finalidad muy distinta. El presidente de la compañía, Bill Allen, llamó en 1965 al ingeniero de Boeing Joe Sutter para trabajar en el nuevo proyecto. 

Al tiempo, Juan Trippe, el jefe de la aerolínea Pan Am, se ha dado cuenta de que aumenta la congestión en los aeropuertos y que, aunque hay un incremento en el número de vuelos, los aviones solo pueden llevar una cantidad relativamente pequeña de pasajeros.

Una aeronave más grande puede ayudar a las compañías aéreas a reducir costos, por lo que Trippe le pide a Boeing que diseñe algo completamente diferente: un superavión que duplique el tamaño de su modelo 707, hasta ahora la estrella comercial de la compañía.

Al hablar con clientes potenciales como Pan Am, Sutter se dio cuenta de que las aerolíneas necesitaban un avión que pudiera transportar mucho más de los 190 pasajeros que cabían en el 707. Una mayor capacidad significaría un menor costo por pasajero.

Pero había una dificultad adicional. En esa época, Boeing trabajaba en un proyecto más ambicioso, un avión supersónico que supuestamente iba a competir con el Concorde. Entonces se pensaba que cuando esas aeronaves entraran en servicio, la gente no querría volar en aviones subsónicos. "Sutter se dio cuenta de que un día esos aviones tendrían que convertirse en transporte de carga", dice Mike Lombardi, historiador residente de Boeing.


Eso significaba que el nuevo Jumbo Jet tendría que mantener la misma configuración de avión de carga, con la cabina de mando encima de la de pasajeros, debido a la idea de que sus días como avión de pasajeros estaban contados. "Asegurarse de que el 747 pudiera ser un buen avión de carga tuvo una gran influencia en el diseño", señala Lombardi. Eso también ayudaría a asegurar el éxito del 747.

Boeing respondió a esto diseñando el 747 de tal forma que se pudiera adaptar fácilmente para servir como avión de carga en el caso de que disminuyera su uso como avión de pasajeros. Como carguero, la necesidad clara era la de poder transportar contenedores que usaran las metodologías del embarque marítimo, que fueron introducidos una década atrás y que se convertían claramente en la nueva solución al transporte de carga. Los contenedores estándar eran de 2,4 x 2,4 m por delante y de una longitud que variaba entre 6 y 12 m.

En abril de 1966, Pan Am encargó veinticinco 747-100, por un valor de 525 millones de dólares estadounidenses. Durante el banquete de ceremonia de celebración del contrato del 747 en Seattle, en el 50º Aniversario de Boeing, Juan Trippe predijo que el 747 iba a ser «una gran arma para la paz, con un papel que competirá con el de los misiles intercontinentales en el destino de la humanidad»,​ de acuerdo con Malcolm T. Stamper, uno de los directores en jefe del programa del 747 de la época. Como cliente de lanzamiento,​ y debido a su influencia antes de sentar la orden formal, Pan Am tenía facultades para influir el diseño y el desarrollo del 747 más allá que cualquier aerolínea de antes o ahora.

En febrero de 1969 se realizó el primer vuelo del mítico 747, durante el cual se demostró que el Jumbo Jet podía volar. Pero, ¿estaban las compañías aéreas interesadas en adquirirlo? Pan Am era el principal cliente. Boeing les había prometido hacer la primera entrega a finales de 1969, por lo que la aeronave tuvo que ser diseñada y construida en 28 meses, en lugar de tardar los 42 meses usuales requeridos por un avión de pasajeros. Otras aerolíneas también se mostraron interesadas, incluyendo British Airways, Lufhtansa, Qantas, American Airlines y Delta.

En principio se había producido cierta resistencia hacia el 747, especialmente por parte de algunas aerolíneas de EE.UU, preocupadas por el hecho de que la mayor parte de los aeropuertos no podrían recibirlo. Boeing estaba convencido de que las compañías que operaban vuelos transatlánticos percibirían los beneficios de una nave tan grande. Un gran punto a su favor era el hecho de que podía transportar hasta 550 pasajeros, casi cuatro veces más que el 707.

El 15 de enero de 1970, el primer 747-100 (el primer modelo en entrar en servicio) fue bautizado oficialmente por la primera dama de Estados Unidos, Pat Nixon.


El 747 tuvo una entrada en servicio bastante cómoda, en contraposición a las preocupaciones de quienes opinaban que muchos aeropuertos no iban a poder acomodar un avión tan grande. Se presentaron algunos problemas técnicos, pero eran relativamente pequeños y pudieron resolverse fácilmente. Después de la introducción del avión con Pan Am, otras aerolíneas que habían comprado el 747 comenzaron a usarlo con el fin de mantenerse competitivas ante el cliente inaugural.

Con el lanzamiento de su última versión 747-800, en 2005, por primera vez Boeing ofreció un modelo para ser usado en transporte de carga desde el principio, en lugar de destinar a este fin aviones usados a los que se les eliminaba la cabina de pasajeros en la última etapa de su vida útil. Para entonces, el 747 ya no era el único avión tipo jumbo jet. Airbus, la empresa europea rival de Boeing, había diseñado un avión de gran capacidad: el A380, que podía transportar hasta 853 pasajeros.

Actualmente la necesidad para los aviones de pasajeros de gran capacidad empieza a declinar. Airbus ya lo ha sentido en su línea de ensamblaje: aparte de una orden de 20 naves A380 para Emirates en enero de 2018, no ha vendido más aeroplanos de este modelo en los últimos dos años. En este contexto, la salvación para el 747 es que puede ser transformado de forma relativamente fácil en un avión de carga.

La línea de producción del 747 no se cerrará en breve, aunque es probable que para 2020 la mayor parte de los que se construyan serán destinados al transporte de mercancía. 

Variantes:
  • 747-100: Es la primera variante, entra en servicio en enero de 1970, por su primer cliente, la Pan American World Airlines.
  • 747-100b: Edición del avión que contaba con motores más potentes y mayor alcance. De esta versión solo fueron construidos 9 ejemplares.
  • 747-100SR: llamado ¨747 Short Range¨ con capacidad para 570 pasajeros en una sola clase, fue construido para el mercado japonés donde sus vuelos están sobresaturados. Esta variante estaba diseñada solo para vuelos cortos.
  • 747-200: Variante muy parecida a la 747-100b, de hecho se crearon de forma paralela y la versión 200 por mejoras que presentaba sobre la 100b es el que define la producción.
  • 747-300: Variante que presenta la cubierta superior alargada.
  • 747-400: Modelo avanzado de largo alcance con motores de 26.900 kg de empuje, cabina de pilotos biplaza con instrumentos digitales, así como tanque de combustible auxiliar y winglets.
  • 747-8i: Presentado el 14 de noviembre de 2005, con el objetivo de mantener la competencia en el linea de las aeronaves de más de 400 pasajeros, y tratar de contrarrestar la aparición del Airbus A380. El 747-8i es el más avanzado de la familia 747 y puede transportar un 16% más de pasajeros que la versión 747-400.
Especificaciones (747-400):
  • Capacidad de pasajeros típica: 416
  • Longitud: 70,66 m
  • Envergadura: 64,4 m
  • Altura: 19,4 m
  • Peso vacío: 178 750 kg
  • Peso máximo de despegue: 397 000 kg
  • Velocidad crucero: 493 nudos
  • Velocidad máxima: 528 nudos
  • Máxima capacidad de combustible: 216 840 litros
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Acerca de Webinfomil

Webinfomil.com - Revista digital especializada en noticias de actualidad, orden público, aviación y la industria de seguridad y defensa. ¡10 años informando!
«
Entrada más reciente
»
Entrada antigua