Después de ser anunciados con bombos y platillos, el proyecto piloto que usaba drones para asperjar cultivos ilícitos en varias regiones del país no ha dado los resultados esperados. Así lo reconoció el ministro de Defensa, Guillermo Botero, quien aseguró que todavía están confeccionando la nueva política antidrogas del gobierno Duque. Pero que, hasta el momento, el gobierno no está convencido en implementar ninguno de los drones que se han probado para esparcir glifosato, a cortas distancias, en cultivos ilícitos.

"De los drones hasta el momento ninguno nos ha dejado satisfechos. Debemos experimentar con otros que nos den mayor autonomía, más tiempo de vuelo. Pero en el mundo existen otros drones que podemos experimentar y que eventualmente nos funcionen. Que nos den más autonomía, más capacidad de cargue del herbicida. Y que seamos capaces de sortear las dificultades del terreno. Hasta el momento no hemos encontrado el drone ideal (...) tuvimos dificultades en el Tolima, el hecho de que haya árboles y la poca autonomía de los drones en vuelo no deja de ser un inconveniente", expresó Botero en diálogo con la emisora La W.

“Es un experimento bastante interesante que requiere de una tecnología importante, se pierden tiempos en la recarga de los herbicidas y combustibles. Su efectividad no es tan alta pero está dando resultados”, dijo. 

“Estamos buscando el mejor mecanismo para tener una erradicación efectiva y aún no lo tenemos, en 100 días se erradicaron 20.000 hectáreas de coca y esperamos pronto tener la mejor manera de acabar con estas enormes extensiones de coca”, añadió el funcionario a otro medio de comunicación.

Pese a su baja efectividad en materia de fumigación, la Policía Antinarcóticos consideró que el uso de drones - que tiene un costo unitario de 10 mil dólares, cerca de 30 millones de pesos- es necesario, ya que previene afectaciones a los erradicadores ante una posible presencia de artefactos explosivos. 

Cifras oficiales indican que en lo que va corrido del año se han registrado más de 100 ataques a uniformados en zonas de erradicación; la mayoría de ellos con minas antipersona en el departamento de Antioquia.

Además de las declaraciones del Ministro del Defensa, el gobernador de Antioquia, Luis Pérez, -otro de los impulsores de este tipo de proyectos- reconoció que el método no era el mejor por problemas de velocidad y rendimiento. Por la poca velocidad de los aparatos sólo se pueden erradicar un promedio de 5 hectáreas por día y debe transportarse como si fuera tanque manual.

Luego de la prueba piloto de 45 días, la Gobernación de Antioquia concluyó que deben buscarse otras soluciones. Por eso, se hizo una petición al Gobierno Nacional para utilizar helicópteros que vuelan a baja altura y llegarían a la erradicación de entre 120 y 200 hectáreas diarias.

Hoy recibimos una demostración con helicópteros que pueden fumigar entre 120 y 200 hectáreas por día, cargar hasta 80 kilos de fumigación y los costos son manejables. Creemos que esos costos se pueden bajar en el futuro mucho más”. Perez Aseguró que los helicópteros tendrán sensores para no fumigar terrenos que no estén demarcados.

Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Acerca de WebInfomil

Webinfomil.com - Revista digital especializada en noticias de actualidad, orden público, aviación y la industria de seguridad y defensa. ¡10 años informando!
«
Entrada más reciente
»
Entrada antigua