La Armada de los Estados Unidos ha seleccionado los semifinalistas que participan la competencia para construir su nueva fragata de próxima generación. Entre los cinco competidores se destacan dos diseños extranjeros, de España e Italia, así como versiones modernizadas de buques de la clase Littoral Combat Ship (LCS) actualmente en servicio con esa institucion.

El anuncio fue realizado por la Armada Estadounidense el pasado 16 de febrero. Las compañías seleccionadas competirán por el programa que significará la construcción de 20 fragatas rápidas, de misiles guiados y que reemplazará el actual programa de construcción los muy criticados buques de combate litoral (LCS). 

Fragata FREMM de Fincantieri Marine
Los buques tipo fragata son las unidades más pequeñas en la armada de los Estados Unidos, generalmente desplazando entre 2,600 y 4,000 toneladas; en comparación un destructor de la Marina estadounidense desplaza unas 8,000 toneladas. Las fragatas generalmente manejan misiones que no requieren necesariamente naves más grandes, como mostrar la bandera en tiempos de paz y misiones antisubmarinas o la protección de convoyes en tiempos de guerra.

Los cinco finalistas seleccionados incluyen los astilleros Austal USA, Lockheed Martin, General Dynamics Bath Iron Works, Fincantieri Marine y Huntington Ingalls Industries. Austal y Lockheed Martin ofrecen versiones más grandes y más fuertemente armadas de las naves de combate del Litoral que producen actualmente, mientras que General Dynamics Bath Iron Works está ofreciendo una versión estadounidense de la fragata F100 clase Álvaro de Bazán construida por Navantia para España, Noruega y Australia. Fincantieri presentó su fragata FREMM, mientras que el quinto diseño, presentado por Huntington Ingalls Industries, es una versión más armada de los patrulleros de altura de la clase Legend del cuerpo de guardacostas estadounidense.

Se espera que las nuevas fragatas de los Estados Unidos -a diferencia de los buques LCS- tengan un formidable armamento y capacidades de combate para guerra anti-superficie, anti-submarina y la capacidad de defenderse de manera autónoma ante ataques aéreos.
Fragata F100 de Navantia y General Dynamics
Es así que los nuevos buques de guerra contarán con el sistema de manejo de combate COMBATSS-21 que tiene similitudes con el famoso sistema Aegis; el sistema de defensa de misiles antibuque SeaRAM; misiles antibuque; misiles Longbow Hellfire superficie-superficie; el sistema de lanzamiento de señuelos Mk53 Nulka; torpedos antisubmarinos, sonares remolcados y un cañón MK 110 de 57 mm con el proyectil ALaMO (Advanced Low Cost Munition Ordnance) que está en pleno desarrollo.

Además, portarán dieciséis silos de lanzamiento vertical (VLS) que podrán disparar 16 misiles de defensa aérea de corto alcance Enhanced Sea Sparrow (ESSM), 4 torpedos antisubmarinos propulsados ​​por cohetes ASROC y ocho misiles Joint Strike de ataque antibuque/ ierra. Una panoplia de armas como esta podría darle a las nuevas fragatas estadounidenses una gran capacidad de combate con la cual sería capaz de asumir muchas misiones que actualmente requieren un destructor de misiles guiados de la clase Arleigh Burke, mucho más grande y caro para operar.

A cada uno de los cinco finalistas se les otorgarán 15 millones de dólares para perfeccionar sus diseños. La Marina escogerá un ganador en 2020 y ordenará al menos 20 barcos. Es probable que los barcos costarán aproximadamente $ 950 millones de dólares cada uno.
Propuesta de los astilleros Austal basada en el LCS de la Clase Independence
Propuesta de los astilleros Huntington Ingalls basada en los patrulleros oceánicos de los guardacostas de EE.UU.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Acerca de WebInfomil

Webinfomil.com - Revista digital especializada en noticias de actualidad, orden público, aviación y la industria de seguridad y defensa. ¡10 años informando!
«
Entrada más reciente
»
Entrada antigua