Cazas rusos volvieron el jueves a atacar objetivos en Siria, oficialmente yihadistas, aunque grupos opositores al régimen de Bashar al Asad aseguran haber sido víctimas de esos bombardeos, mientras que Estados Unidos advertía que seguirá con sus propias operaciones.

Se trata del segundo día de ataques rusos, después de que Rusia lanzara el miércoles sus primeros ataques fuera de su territorio desde 2008, durante el conflicto con Georgia.

Basados en imágenes satelitales, expertos de la agencia de inteligencia estadounidense Stratfor identificaron varios de los mortíferos aviones de combate ubicados en la base aérea rusa de Latakia entre los que destacan los potentes modelos Sukhoi Su-24, Su-25 y Su-30.

Pero lo que más ha llamado la atención es la supuesta llegada al país de seis de los bombarderos más modernos con los que cuenta Rusia: el Su-34 o "Fullback", como lo llama la OTAN, recopila la BBC.

Michael Kofman, un analista de la CNA Corporation –una agencia de análisis e investigación basada en Washington– estima en 34 el número total de aviones que Rusia tiene en Siria: en total, 12 Su-25, 12 Su-24M2, cuatro Su-30SM y seis Su-34. "Ahí están representadas tanto la vieja generación de venerables aviones de ataque soviéticos como los nuevos, súper modernos aviones de ataque polivalentes que Rusia tiene en su arsenal", dijo a la cadena británica.

Rusia, uno de los principales apoyos de Asad en el mundo, anunció que sus últimos ataques alcanzaron cuatro objetivos del Estado Islámico, que controla amplios territorios de Siria e Irak. Moscú anunció la destrucción de una base "terrorista", así como de un depósito de armas, un centro de comando y una fábrica de coches bombas.

Sukhoi Su-34

El Su-34, o Fullback, según la clasificación de la OTAN, está reemplazando en la Fuerza Aérea rusa a los bombarderos tácticos de la anterior generación -el Sukhoi Su-24- e incluso a los bombarderos de largo alcance, Tu-22M3, de mayor tamaño.

El Su-34 puede portar hasta 8 toneladas de carga útil en 12 puntos de suspensión externa, y además de bombas y misiles de ataque a tierra, dispone de un amplio arsenal para combates aéreos.



Sus misiles guiados aire-aire de corto alcance R-73 (AA-11 Archer) pueden destruir objetivos en altitudes que van desde 200 metros hasta los 20 kilómetros con sobrecargas de hasta 12 G (la velocidad máxima de los objetivos impactados es de 2.500 km/h).

Los misiles de mediano alcance RVV-AE (AA-12) son capaces de interceptar blancos que vuelen a velocidades de hasta 3.600 km/h y una altitud de 0,2 a 25 km: en otras palabras este avión es capaz de derribar un objetivo que se encuentre 10 kilómetros por encima. La nueva versión de este misil tiene un alcance de 150 kilómetros.

Sukhoi Su-25

El Su-25 (Frogfoot, según la OTAN), un avión de ataque y apoyo aéreo cercano, fue diseñado para atacar a las tropas terrestres y participó en varios conflictos armados por todo el mundo.

En los años 70 y 80 del siglo pasado fueron construidos más de mil ejemplares del mismo. Actualmente 200 unidades siguen en servicio en la Fuerza Aérea rusa.



Estas aeronaves ya se han utilizado en la lucha contra el EI como parte de las Fuerzas Aéreas de Irak e Irán.

El Su-25 es un avión subsónico y es capaz de llevar gran cantidad de misiles y bombas, además de un cañón de 30 milímetros para el apoyo aéreo cercano.

Sukhoi Su-24

Es un bombardero táctico supersónico (OTAN: Fencer) desarrollado en la Unión Soviética entre finales de los años 1960 y principios de los años 1970.



Se trata de un avión biplaza y bimotor, con ala de geometría variable, que permanece en servicio en las fuerzas aéreas de las antiguas repúblicas soviéticas, así como de otros países a los que el Su-24 fue exportado.

Acerca de WebInfomil

Webinfomil.com es el portal de noticias que te mantiene actualizado en todos los temas de la industria aerospacial, de defensa y seguridad; de Colombia, latinoamérica y el mundo
«
Entrada más reciente
»
Entrada antigua