Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

El Ejército Nacional de Colombia denunció que nueve soldados están secuestrados y amarrados por parte de la comunidad indígena Consuelo Parte Baja en El Carmen de Atrato, departamento de Chocó.

Según las autoridades, el hecho ocurrió cuando los uniformados adelantaban operaciones  para evitar que el grupo guerrillero ELN realizara acciones terrroristas en la vía Quibdó-Medellín, luego que recibieran información de inteligencia que indicaba que alias "Alexis", cabecilla del ELN, iba a quemar unos buses en esa carretera.

“Cuando están llegando a la carretera son rodeados por varios indígenas, el sargento se identifica como militar, como miembro del Ejército Nacional, cumpliendo una operación legal y legítima y aprovechando su superioridad numérica y aprovechando la prudencia del sargento para no causar una tragedia mayor, proceden a amarrarlos, a humillarlos, a quitarles el armamento, lo que se configura para mí en un presunto secuestro, delito de asonada y violencia contra servidor público. Vamos a interponer las denuncias ante los organismos nacionales e internacionales”, comentó el brigadier general Juvenal Díaz Mateus, comandante Séptima División del Ejército.

"Cuando estamos realizando las operaciones, nos pagan de esta manera. No puede ser. Quieren hacer un show. Ojalá no nos prestemos para esto", puntualizó el alto oficial.

El General Eduardo Zapateiro, comandante del Ejército, señaló que por el momento están buscando una negociación con ayuda de la Defensoría del Pueblo: ‘‘Es un secuestro cuando alguien detiene a los soldados en sus labores que son constitucionales. Somos respetuosos de sus situaciones especiales que manejan los indígenas y por eso le di órdenes al general Juvenal para que fuera personalmente a manejar esta situación con el gobernador indígena’', indicó.

El caso se presentó en la zona donde se vienen presentando continuos enfrentamientos entre grupos ilegales, que han dejado varias familias campesinas e indígenas desplazadas como consecuencia de la violencia.

Se está buscando además la mediación de la Defensoría del Pueblo, como ha ocurrido en otros casos, para lograr que los uniformados queden en libertad por parte de la guardia indígena que los retuvo. Frente a esta situación, el gobernador indígena Alfonso Queragama, explicó que hoy martes entregarán a los soldados.

El hecho también generó el rechazo del Gobierno, que a través del consejero presidencial para la Seguridad, Rafael Guarín, se pronunció sobre este hecho, y comenzó señalándolos de secuestradores.

"Indígenas secuestradores de soldados son parte de red de valor de narcotráfico. Delincuentes que se amparan bajo jurisdicción indígena, convertida en garantía de impunidad, y que se esconden en algunos resguardos transformados en santuarios del crimen", destacó Guarín en su cuenta de Twitter.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!