Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

Varios pasajeros de un vuelo comercial iraní que hacía la ruta Teherán - Beirut resultaron heridos el jueves mientras sobrevolaba Siria, después de que el piloto se viera obligado a hacer un cambio brusco de altitud tras ser interceptado por dos aviones de combate estadounidenses.

Irán protestó este viernes ante las Naciones Unidas por este hecho que fue calificado como una “violación flagrante” de la ley internacional. El Ministerio de Exteriores dijo que tomará las medidas necesarias: "Los detalles de este incidente están bajo investigación y después de que se complete la información, se tomarán las medidas políticas y legales necesarias", dijo Abas Musaví, portavoz del ministerio en un comunicado.

Musaví condenó enérgicamente dicho “acto aventurero y peligroso”, que consideró “una violación del derecho internacional de la aviación y en detrimento de la paz y la seguridad en la región”.

En la noche, la televisión pública iraní mostró un video en el que se ve a pasajeros gritando cuando un vuelo de Mahan Air parecía intentar escapar de al menos dos aviones de combate. "El piloto del avión iraní conversó con los pilotos de los dos caza (...) que se presentaron como estadounidenses", publicó la agencia de noticias Irna. 

El acercamiento del F-15 al Airbus A310 de Mahan Air, ocurrido en cielos sirios, hizo que el aparato perdiera bruscamente altura y causó 12 heridos en el avión civil, incluido el equipo de tripulación y pasajeros. El avión aterrizo en Beirut, su lugar de destino, y posteriormente regreso a Irán. El Ministerio de Carreteras de este país ya ha presentado a la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) una denuncia contra esta actuación de Estados Unidos que considera un "acto terrorista".


El ejército de EE.UU. admitió que el caza era suyo pero matizó que su F-15 volaba a una distancia segura. El Capitán Bill Urban, el portavoz principal del Comando Central estadounidense, explicó que el avión estaba realizando “una inspección visual estándar de un avión de pasajeros a una distancia segura de aproximadamente 1.000 metros”.

“La inspección visual ocurrió para garantizar la seguridad del personal de la coalición en la guarnición de At Tanf”, argumentó Urban. “Una vez que el piloto del F-15 identificó el avión como un avión de pasajeros de Mahan Air, el F-15 se alejó con seguridad del avión”. Agregó que la interceptación se llevó a cabo de conformidad con las normas internacionales.

Sin embargo, para el piloto del avión iraní, perteneciente a Mahan Air, la aproximación del caza no fue para nada segura. El avión de combate llegó a estar a una distancia de 100 metros del Airbus A310 iraní, dice la televisión estatal.

Los datos del vuelo registrados por el localizador de aviones FlightRadar24.com muestran que el avión subió de 34.000 pies a 34.600 pies en menos de dos minutos en el momento aproximado del incidente, y bajó nuevamente a 34.000 pies un minuto después.

Imágenes difundidas en las redes sociales muestran los nervios y miedo que se vivió dentro del avión durante la maniobra de cambio de altitud y los minutos posteriores. En la grabación se ve a un niño con la cabeza vendada. La agencia oficial de noticias IRIB de Irán habló con un pasajero que explicaba que su cabeza había golpeado el techo del avión, y un video mostraba a un pasajero anciano tirado en el piso.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!