Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

Un nuevo brote del COVID-19 se presenta en estos momentos al interior de las filas de las Fuerzas Militares de Colombia en el departamento de Antioquia. Por lo menos 60 uniformados de la Armada Nacional y del Ejército están contagiados del coronavirus luego de participar en una misión humanitaria en el departamento de Chocó.

La información fue confirmada por los alcaldes de las poblaciones donde están los militares contagiados. Jonnan Alexis Cerquera, alcalde de Carepa afirmó: "El pasado 29 de marzo tropas del Ejército Nacional adjuntas al Chocó realizaron operaciones conjuntas con la Armada Nacional, esas tropas del Ejército Nacional ubicadas en Chocó llegaron el 9 de mayo al municipio de Carepa. Unas tropas se quedaron en Turbo otras tropas fueron desplazadas para el municipio de Carepa donde se realizó el tamizaje correspondiente, se tuvieron todos los protocolos correspondientes, 105 muestras fueron tomadas en esos momentos".

Por su parte, Felipe Maturana, alcalde de Turbo declaró que: “Hoy tenemos 43 positivos en Turbo, que tenemos controlados, pero no tenemos toda la información, tenemos muchas pruebas pendientes. Algunos de ellos son de la Armada Nacional y cuatro resultados que obedecen a la búsqueda activa de personas que hemos localizado que han llegado al municipio”.

Este martes luego de una reunión extraordinaria celebrada de manera semipresencial en el salón Consejo de Gobierno de la Gobernación de Antioquia, el gobernador Anibal Gaviria ordenó avanzar en la búsqueda activa de posibles casos para evitar que el contagio de Covid-19 se siga propagando dentro de las guarniciones militares en el Urabá antioqueño, o se expanda hacia la población civil.

La sesión fue encabezada por Gaviria Correa, e hicieron parte de la misma los comandantes de la Séptima División del Ejército, Juan Carlos Ramírez; de la Armada Nacional en Turbo, capitán de Navío Federico Alberto Sierra Zuluaga; el comandante de la Región Seis de la Policía Nacional, general Luis Enrique Méndez; los alcaldes de Turbo, Felipe Maturana; Carepa, Jonnan Alexis Cerquera; Necoclí, Jorge Augusto Tobón; San Pedro de Urabá, Leyda Ortega; Chigorodó, Eleazar Palacio, y Apartadó, Felipe Cañizales, además del Procurador provincial, Carlos Guzmán, y el equipo de salud del departamento.



Durante la reunión de trabajo se analizó el brote de coronavirus que se registra en los integrantes de la Armada Nacional en Turbo y del Ejercito en Carepa, y que arroja ya 60 casos positivos, quienes se contagiaron en un buque que realizaba labores humanitarias por el río Atrato.

Si bien ya se tomaron 178 muestras a quienes estuvieron en el buque y tuvieron contacto con los ocupantes, de las cuales solo faltan 10 por resultado, se acordó avanzar en la búsqueda activa de otros posibles casos para evitar que la enfermedad se propague dentro y fuera de las guarniciones. Las muestras serán tomadas por el Laboratorio Departamental con apoyo de los laboratorios de las universidades.

“Esto lo hacemos de manera preventiva. Lo que queremos es en una segunda fase, asegurarnos para evitar más contagios. Esas muestras se harán de manera intensa desde hoy mismo”, explicó el gobernador.

El mandatario señaló que se tienen presupuestadas entre 800 y mil muestras y, de ser necesario, se realizarán más. Explicó, además, que todos los pacientes se encuentran aislados y reciben atención médica en las guarniciones por parte del personal de salud del Ejército y la Armada, pero en comunicación constante con las secretarías de salud de los municipios y la Secretaría de Salud del departamento.

Hasta el momento, ninguno de los infectados ha sido trasladado a hospitales de la región, los cuales se encuentran en alerta para atenderlos de ser necesario o gestionar su traslado al área metropolitana para recibir la atención médica necesaria.

Por su parte, el comandante de la Séptima División del Ejército, general Juan Carlos Ramírez, explicó que este era un riesgo que habían visibilizado en el momento de prestar apoyo a las labores humanitarias en la zona, debido al contacto de los uniformados con la población civil.

“Nosotros hacemos seguimiento riguroso a los protocolos de contención, las operaciones militares continúan y no se ha visto afectada nuestra misión”, explicó el general Ramírez.

El mandatario seccional reiteró el apoyo total de la Gobernación a los alcaldes y alcaldesas de Urabá y a la fuerza pública. Dijo que, aunque se trata de un foco que preocupa, lo importante es que se tiene identificado el origen, lo cual permite hacer el cerco epidemiológico para controlar su expansión.

La mesa de trabajo será permanente con la intención de ir tomando las decisiones necesarias que reduzcan el riesgo para los pobladores de la zona de Urabá. Habrá vigilancia y control permanente por parte de las instituciones involucradas.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Bottom Ad [Post Page]