Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

Miles de soldados patrullaban las principales ciudades de Estados Unidos, tras cinco noches consecutivas de protestas contra el racismo y la brutalidad policial que desembocaron en disturbios, una violencia que el presidente Donald Trump atribuye a radicales de izquierda.

La rabia que se desató en el país tras la muerte hace una semana en Minneapolis de un hombre negro de 46 años, George Floyd, a manos de un policía, provocó disturbios acompañados de saqueos e incendios.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, prometió poner fin a “la violencia colectiva” y responsabilizó a "matones" de los desmanes a la “izquierda radical” y al grupo antifascista Antifa.

Según Tim Walz, el gobernador de Minnesota, epicentro de las manifestaciones, los responsables de la caótica situación podrían ser anarquistas, supremacistas blancos o narcotraficantes.

En la noche de este domingo, la violencia se ha presentado en las calles en Nueva York, Filadelfia, Dallas, Las Vegas, Seattle, Des Moines, Memphis, Los Ángeles, Atlanta, Miami, Portland, Chicago, e incluso la capital Washington. Los gobernadores de los estados involucrados convocaron a la Guardia Nacional y, en algunos, decretaron un toque de queda. 

Antes que nada es importante mencionar que en estos casos, los gobernadores de los distintos estados son los que se encuentran autorizados para activar a la Guardia Nacional. Se trata de una fuerza de reserva estadounidense y una milicia estatal.

Cada estado cuenta con su propia Guardia Nacional, y hasta el momento hay 5 mil tropas movilizadas alrededor de Estados Unidos para buscar controlar las protestas en contra del racismo por la muerte de George Floyd, mismas que se han salido de control en la Unión Americana.

Tensa situación en Washington

La alcaldesa de la capital estadounidense, Muriel Bowser, declaró el toque de queda y convocó a la Guardia Nacional en medio de las protestas y los disturbios desatados en las últimas horas en las proximidades de la Casa Blanca.

"La alcaldesa Bowser está ordenando el toque de queda en toda la ciudad de las 23.00 (19.00 GMT) del domingo 31 de mayo a las 6.00 (2.00 GMT) del lunes 1 de junio. Ella también ha activado a la Guardia Nacional del Distrito de Columbia para apoyar al Departamento de Policía Metropolitana", señala un tuit publicado en la cuenta oficial de la funcionaria.

El jefe de la Policía Metropolitana, Peter Newsham, informó que después de las protestas del 30 de mayo en Washington fueron detenidas 17 personas, y 11 policías resultaron heridos.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!