Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

Un destructor de la Armada de Estados Unidos ha sido golpeado con un brote de coronavirus mientras realizaba una misión antidrogas en Latinoamérica. 

Según fuentes del Departamento de Defensa, más de una docena de marinos a bordo del USS Kidd habían dado positivo por el nuevo coronavirus.

En una declaración pública, la Armada dijo que al menos 18 miembros de la tripulación del destructor USS Kidd dieron positivo por presencia de Covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, y se espera que la cifra aumente. Añadió que todavía está evaluando la magnitud del brote en el barco.

El Kidd forma parte del despliegue de una mayor cantidad de buques de guerra y aviones de Estados Unidos en el Caribe y el Pacífico para luchar contra los cárteles de droga en la región. 

En concreto, el Kidd se encontraba en el Pacífico. Al anunciar la maniobra a principios de este mes, el gobierno de Donald Trump dijo que estos movimientos militares también tenían como objetivo evitar que “actores corruptos” como el dictador venezolano Nicolás Maduro exploten la pandemia para contrabandear más narcóticos.

James Story, encargado de negocios norteamericano en el país caribeño, indicó que desde el 1 de abril se llevaron a cabo ocho operativos en los que se incautaron ocho toneladas de esa droga, que tiene un valor de 165 millones de dólares. El último episodio de esta naturaleza tuvo lugar el jueves, cuando fuerzas estadounidenses incautaron tres toneladas de cocaína de dos aviones que viajaban de Venezuela hacia Guatemala.

Las sospechas sobre la existencia del brote en el buque comenzó luego de que un marinero que mostrara síntomas de la enfermedad. Fue llevado por aire el jueves a una instalación médica en San Antonio, donde se le aplicó la prueba del virus, que dio positiva.

Tras la confirmación del caso en San Antonio, la Armada envió un equipo médico especializado al buque para realizar un rastreo de contactos y pruebas adicionales a bordo. Otro interrogante tiene que ver con la manera en que el virus ingresó a la nave, y por qué los procedimientos previos a que esta zarpara no revelaron su existencia.

“El primer paciente transportado está mejorando ya y se va a aislar voluntariamente. Estamos tomando todas las precauciones para garantizar que identificamos, aislamos y prevenimos más diseminación en el barco”, dijo el contralmirante Don Gabrielson, comandante de las fuerzas navales del Comando Sur estadounidense y de la 14ta Flota. “Nuestro equipo médico continúa coordinándose con el barco y nuestro foco está en la seguridad y el bienestar de cada marinero”.

La Armada dijo que el Kidd regresará a puerto, donde la tripulación continuará limpiando y desinfectando el barco, siguiendo los protocolos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) y las directrices específicas de la Armada.

La Armada continúa lidiando con otro brote de coronavirus en una de sus naves: el del portaaviones USS Theodore Roosevelt, que advirtió la presencia del virus cuando navegaba por el Océano Pacífico cerca del continente asiático. Está anclado en Guam y tiene casi 850 casos confirmados del virus, mientras que uno de los marineros murió.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Bottom Ad [Post Page]