Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]


El presidente de Avianca, Anko van der Werff, anunció que la compañía aérea -que atraviesa una compleja situación por cuenta del COVID-19 - tiene como única opción que el Gobierno Nacional le provea financiamiento.

“Avianca y la industria no tienen mucho tiempo, necesitamos apoyo pronto”, señaló el directivo en un video publicado en los últimos días, donde resaltó que la operación lleva parada más de 30 días.

El ejecutivo indicó que entienden “que los recursos del país son limitados”, pero al mismo tiempo señaló que conocen de la importancia que representa la compañía y el sector aéreo en general para el Estado, por lo que inyectar una serie de recursos “debería ser una prioridad”.

“Tenemos la responsabilidad de velar por 21.000 empleados y sus familias, no nos podemos imaginar lo que sería para Colombia perder a Avianca en términos de empleo, producto, productividad, turismo, no estamos pidiendo subsidios al gobierno, estamos pidiendo financiamiento, que esperamos pagarlo con una rentabilidad adecuada, pero sin eso no sé cómo seguiremos adelante”, explicó el presidente de la aerolínea.

Van Der Werff, aseguró que desde el 23 de marzo dejaron más de 140 aviones en tierra, cuando en el pasado solían tener más de 700 vuelos diarios, y actualmente casi no tienen ingresos. Hoy en día, su única entrada es el transporte de carga que, aseguran, corresponde a menos del 10 %.


“No podemos cuantificar aún las pérdidas y gastos. Es de cientos o incluso miles de millones de dólares. No son números pequeños y no podemos hacerle frente sin el apoyo directo del Estado”, aseguró Van Der Werff. Según el directivo, en Colombia se concentra la gran mayoría de las operaciones de la compañía, como también su mayor número de empleados.

La aerolínea ha llevado a cabo una serie de acciones en su interior para intentar obtener más liquidez. Hasta el momento, 17.000 trabajadores de Avianca se acogieron a licencias no remuneradas y sus directivos redujeron sus salarios en hasta un 85 %. Y si bien la compañía se encuentra en medio de negociaciones con distintos proveedores, bancos y arrendadores para preservar su liquidez, su presidente afirma que estas acciones no son suficientes. 

“Estas medidas no solucionan el problema de fondo, los proveedores nos pueden ayudar por un tiempo, pero al final la deuda se acumula y hay que hacerle frente. Nuestros empleados se pueden sacrificar por un tiempo, pero no se le puede pedir a la gente que viva sin sueldos, por eso se necesitan recursos frescos y creemos que la única fuente de la que pueden provenir es del Gobierno”, afirmó el CEO. 

“Sin duda la situación del sector y de las aerolíneas es crítica y las aerolíneas necesitan un salvavidas. La pérdida global estimada del sector es de 314.000 millones de dólares. En Colombia, la pérdida puede ser alrededor de 5000 millones de dólares, y más de 300.000 empleos están en riesgo”, señaló el directivo. 

Durante su intervención, Van Der Werff también informó que retrasarán la entrega de sus resultados financieros hasta junio de 2020 debido a “la altísima incertidumbre sobre la reapertura de los mercados”.

Según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), las pérdidas de este sector en América Latina por la pandemia pueden ser de cerca de US$18.000 millones en ingresos, aproximadamente. En Colombia, afirma Van Der Werff, puede ser de alrededor de US$5.000 millones, poniendo en riesgo casi 300.000 empleos.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!