El dos de julio de 2008, 15 personas, 11 miembros de las Fuerzas Armadas y cuatro civiles, que habían sido secuestradas por integrantes de las Farc, fueron rescatadas sanas y salvas gracias a iniciativas de la Inteligencia Militar.

“Somos el Ejército Nacional. Están libres”: fue el grito durante la operación ‘Jaque’ que les devolvió a la vida a los 15 secuestrados que fueron rescatados de una pesadilla que se había prolongado, para varios de ellos, por casi una década.

Ya han pasado nueve años desde aquel acontecimiento, donde sin un solo disparo, se devolvió a una nación entera la esperanza con esta operación de alto riesgo de la Inteligencia Militar, planeada estratégicamente por el Comando General de las Fuerzas Militares en coordinación con el Comando del Ejército Nacional, con el beneplácito de la Presidencia de la República de Colombia, y el Ministerio de Defensa Nacional. Lo que muchos no conocen es el riesgo que asumieron las personas que participaron en la famosa Operación Jaque.

El piloto que maniobró el helicóptero tipo MI-17 que participó en esta exitosa operación afirmó que hace siete años recibió la propuesta de participar en la Operación Jaque; en aquel entonces le dijeron: “está dispuesto a participar en una misión donde solo pueden ocurrir tres cosas, primero, usted puede ser secuestrado, segundo, puede morir y tercero, puede regresar victorioso de la misma”.


“En un principio las tripulaciones solo sabíamos que sería una misión riesgosa, pero no teníamos la magnitud de lo que en días posteriores íbamos a realizar; durante varios días no nos afeitamos ni nos peluqueamos porque debíamos parecer civiles, nuestros teléfonos celulares fueron recogidos e iniciamos un arduo entrenamiento con personal de inteligencia militar para caracterizar nuestras nuevas identidades, dejamos de ser el cabo, el sargento, el entrenamiento con personal de inteligencia militar para caracterizar nuestras nuevas identidades, dejamos de ser el cabo, el sargento, el mayor, el capitán, para convertirnos en el periodista, el camarógrafo, el árabe y el australiano” dijo este oficial.

Por supuesto, la situación familiar fue compleja, según este militar, su esposa cada noche le preguntaba de todo, pero la orden era no decir una sola palabra de lo que se estaba planeando. Todo esto era necesario porque uno de los éxitos de esta operación fue la compartimentación de la información. Al final, el resultado fue el que todos conocieron, un éxito operacional sin precedentes.

Algunos se preguntarán porqué se utilizaron helicópteros MI-17, sencillamente porque eran los más similares a los utilizados en ocasiones anteriores por organizaciones internacionales para la liberación de secuestrados. 

Por fortuna, este oficial del Arma de Aviación del Ejército hoy cuenta orgulloso su experiencia y transmite a las futuras generaciones de pilotos militaras su conocimiento. 

Los gobiernos de muchos países han tomado como ejemplo la labor del Ejército Colombiano, su experiencia y lucha, inspira para combatir el terrorismo, el narcotráfico y defender cada día con la vida misma, el bienestar de miles de personas.

Este es el Libertad 1, el helicóptero MI-17 del Ejército Nacional que fue usado en la Operación Jaque; la más renombrada operación militar en la historia de Colombia.

Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.

¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Acerca de WebInfomil

Webinfomil.com es el portal de noticias que te mantiene actualizado en todos los temas de la industria aerospacial, de defensa y seguridad; de Colombia, latinoamérica y el mundo
«
Entrada más reciente
»
Entrada antigua