China dio ayer un gran paso para convertirse en una potencia de la aviación mundial al llevar a cabo el vuelo inaugural del C919, su primer gran avión de pasajeros desarrollado íntegramente en el país. El avión bimotor despegó del Aeropuerto Internacional de Pudong de Shanghai con una tripulación de cinco miembros pero sin pasajeros.


La aeronave surcó el cielo a alrededor de las 14:00 horas en medio de los aplausos de más de 1.000 espectadores en la pista, entre los que estaban el viceprimer ministro chino Ma Kai y el jefe del Partido Comunista de China en Shanghai, Han Zheng. El vuelo duró 80 minutos.

La "C" del aparato alude tanto a China como a Comac, mientras que el 9 en la cultura china simboliza la eternidad y el 19 representa los 190 asientos de que dispone a su máxima capacidad.

Con una autonomía estándar de 4.075 kilómetros, este avión de fuselaje estrecho es similar al modernizado Airbus 320 y a la nueva generación de Boeing 737, y marca la entrada del país en el mercado global de la aviación.

El exitoso vuelo acerca a China a su transformación de país manufacturero de artículos de bajo costo a un creador de tecnología avanzada. Además, representa un importante progreso en el proyecto de China de desarrollar grandes aviones de pasajeros y un importante hito en el desarrollo de la industria de aviación civil de China.

"El vuelo inaugural es emocionante", comentó Wu Guanghui, diseñador en jefe del C919, quien agregó que se trata del inicio de una nueva época para la manufactura avanzada del país.

Aunque el C919 ha sido diseñado y construido en su totalidad en China, la aportación de algunas empresas europeas y americanas de referencia del sector ha sido fundamental. Así, el motor LEAP está fabricado por General Electric y Safran. Thales se ha encargado del sistema de vídeo relacionado con el entretenimiento de los pasajeros. También, Safran es responsable del cableado eléctrico del avión. Otra empresa francesa, Zodiac Aerospace se ha encargado del tratamiento del agua y la empresa de Toulouse Liebherr ha suministrado el sistema de aireación de la cabina.

El C919 abastecerá buena parte de las necesidades de aviones comerciales de las aerolíneas chinas y de otros países de Asia. Previsiblemente, a medida que gane prestigio y demuestre su fiabilidad, el C919 podrá penetrar en los mercados occidentales. Es significativo que por ahora cuente con 570 pedidos, procedentes casi en su totalidad de compañías chinas.
Boeing pronosticó el año pasado que China se convertirá en el mayor mercado mundial de aviación dentro de 20 años, porque habrá una demanda de más de 6.000 nuevos aviones en las próximas dos décadas con un valor total de un billón de dólares.

China necesitará 5.110 nuevos aviones de un solo pasillo de aquí al 2035, lo que representa 75 por ciento del total de las nuevas entregas, dijo Boeing.

El C919 será un fuerte competidor en esta área dado que es económico y cómodo, señaló una nota de investigación de Guosen Securities.

Comac buscará obtener certificados de licencia de vuelo de la Administración de Aviación Civil de China y de los reguladores de seguridad de aviación extranjeros antes de hacer sus primeras entregas de aviones programadas para alrededor del 2019.

Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Acerca de WebInfomil

Webinfomil.com es el portal de noticias que te mantiene actualizado en todos los temas de la industria aerospacial, de defensa y seguridad; de Colombia, latinoamérica y el mundo
«
Entrada más reciente
»
Entrada antigua
Bloqueo Click derecho