Una fuerte polémica se ha generado en las últimas horas a raíz de una descabellada propuesta que pretende modificar el himno de Colombia con el fin de conmemorar la firma del acuerdo de paz entre el gobierno nacional y el grupo terrorista FARC.

La denuncia que causó una fuerte conmoción en las redes sociales fue hecha por la Revista Semana quien aseguró que hay quienes piensan que es necesario hacerle una reforma o inclusive modificar completamente el himno de la república de Colombia.
Rafael Nuñez, Presidente de la República y compositor de la letra del himno debe estar revolcándose en su tumba al saber que la agencia J. Walter Thompson (que tiene contratos con el gobierno por mas de 3.300 millones de pesos) ha abierto una convocatoria para que los colombianos propongan una última estrofa celebrando la firma del proceso de paz. La gente podrá votar por las propuestas y firmar una petición para que el gobierno incluya la ganadora. 

No es la primera vez que se trata de modificar el himno de Colombia, el 25 de septiembre de 1997 un ciudadano presentó una demanda de inconstitucionalidad contra diez de las once estrofas del himno nacional e inexorabilidad de las normas que lo adoptaron oficialmente porque, según el demandante, la letra constituye una apología a la violencia, a la discriminación religiosa y anima la lucha de clases. La corte constitucional, por medio de la sentencia C-469, declaró exequible la Ley 33 de 1920 que adoptó el himno nacional. Respondiendo a la mencionada demanda, la Corte Constitucional señaló en la sentencia:
El himno nacional es una composición poético-musical cuyo sentido es honrar personajes y sucesos históricos, que contribuyeron al surgimiento de la nación colombiana. Su inspiración lírica, propia de la época de su composición, no adopta un contenido normativo de carácter abstracto que obligue a su realización por el conglomerado social. Materialmente, no crea, extingue o modifica situaciones jurídicas objetivas y generales; su alcance no es propiamente jurídico y, por tanto, no va más allá del significado filosófico, histórico y patriótico expresado en sus estrofas. El himno, como símbolo patrio, constituye desde hace más de un siglo, parte del patrimonio cultural de la Nación, patrimonio que, por lo demás, goza de la protección del Estado, No tiene en sí mismo fuerza vinculante como norma de derecho positivo. A nadie obligan, pues, sus estrofas, y pretender lo contrario es caer en el absurdo
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!

Acerca de WebInfomil

Webinfomil.com es el portal de noticias que te mantiene actualizado en todos los temas de la industria aerospacial, de defensa y seguridad; de Colombia, latinoamérica y el mundo
«
Entrada más reciente
»
Entrada antigua