En medio de la oscuridad en la Serranía del Perijá, en el Cesar, una enérgica voz desde el cielo interrumpe el silencio de la noche: ¡guerrilleros y guerrilleras del Frente 41 de las Farc, la decisión es en este momento, desmovilícense, escondan su arma, escondan su fusil, nos interesa su vida!. El mensaje proviene de un helicóptero Bell-212, de la Fuerza Aérea Colombiana, que sobrevuela por las noches la zona montañosa que marca un importante tramo de la frontera entre Colombia y Venezuela, con los departamentos de Norte de Santander, Cesar y La Guajira, al oeste, y el estado venezolano del Zulia, al este.

“¡Las tropas están en el área, hay otra vida, la desmovilización es la salida!”, insiste la grabación que se emite, repetitivamente, a través de potentes altavoces instalados en la aeronave de fabricación estadounidense, en la cual se sobrevoló la Serranía del Perijá para conocer el sistema de perifoneo aéreo. Desde el helicóptero también lanzan volantes con las instrucciones que deben seguir los subversivos, y las líneas telefónicas gratuitas habilitadas para contactar a las tropas del Ejército que están patrullando en tierra, para entregarse.


La estrategia hace parte del programa de atención humanitaria al desmovilizado, que ofrece el Gobierno Nacional, explica el mayor Jaime Ramírez, uno de los tripulantes de la aeronave.‘Operaciones psicológicas’. Así denomina la Fuerza Aérea los métodos de persuasión que vienen aplicando desde hace unos cinco años para convencer a los guerrilleros de que dejen las armas y se reintegren a la sociedad.

“Este mecanismo surgió porque nos dimos cuenta de que la aplicación de la fuerza necesitaba un complemento psicológico para contrarrestar a los grupos al margen de la ley, como las Farc y el ELN. Hemos obtenido resultados muy positivos”, indica el oficial.

Informa que en lo que va del año se han desmovilizado aproximadamente 100 guerrilleros del Frente 18, ubicado en el Nudo de Paramillo, y del 41 y 59, en la Serranía del Perijá. “Incluso, en estos tres primeros meses de 2012 se han desmovilizado tres familias enteras que estaban al servicio de las Farc en sectores recónditos de la Serranía de Ayapel y Santa Rita”.

Las funciones de estas familias eran suministrar información a la guerrilla para evitar que fuera detectada por la Fuerza Pública, y abastecerla de víveres e insumos para la elaboración de artefactos explosivos artesanales.


La meta a corto plazo es reducir en un 50% los grupos al margen de la ley que delinquen en el Cesar y La Guajira, indica el comandante de la Décima Brigada Blindada, coronel Eduardo Zapateiro.

“Invitamos a los terroristas a que deserten, se desmovilicen de esos frentes que se encuentran en este momento sobre la línea fronteriza y que vienen en grupos pequeños nuevamente a tratar de buscar la zozobra, sembrar el pánico y venir con el ‘boleteo’ y la extorsión, cosa que no vamos a permitir en la zona norte”, advierte el alto oficial.

Uno de los desmovilizados, alias Jaime, del Frente 41, manifestó que decidió salir de las filas de la guerrilla porque “las condiciones del país hoy en día son otras, vi que no valía la pena seguir allá arriesgando la vida, sufriendo por algo que no vale la pena”.

Cuenta que uno de los mayores temores de los subversivos para desmovilizarse es que el Ejército los maltrate o los asesine, “lo cual no es cierto, a mí me han tratado muy bien”.

Fuente: Víctor Ovalle Gil / ElHeraldo

Acerca de Web Infomil Prensa

Webinfomil.com es el portal de noticias que te mantiene actualizado en todos los temas de la industria aerospacial, de defensa y seguridad; de Colombia, latinoamérica y el mundo
«
Entrada más reciente
»
Entrada antigua