Bogotá, 15 de julio de 2009 - El ministro de Defensa (e), general Freddy Padilla de León, sostuvo este martes que el acuerdo que se está gestionando con los Estados Unidos busca “fortalecer una cooperación ya existente en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo profundizándola en unas áreas específicas”, y reiteró que todas las actividades del personal de ese país en suelo colombiano, de firmarse el acuerdo, estarían estrictamente supeditadas a las disposiciones y la aprobación del gobierno colombiano.
Según Padilla, esto significa que no habrá bases estadounidenses en Colombia, y que la presencia de militares de ese país en algunas instalaciones se fundamentará en la cooperación bilateral bajo la coordinación de autoridades colombianas.
“Cualquier actividad que se realice en el marco del acuerdo debe ser coordinada y autorizada por las autoridades colombianas, y repito hasta el cansancio, de conformidad con la Constitución y la Ley”, afirmó el General, quien presidió una audiencia pública sobre el tema en compañía de los ministros del Interior, Fabio Valencia Cossio, y de Relaciones Exteriores, Jaime Bermúdez.
Padilla agregó: “El acuerdo no establece, por lo tanto, una creación de bases de Estados Unidos en territorio colombiano. Se trata de un mayor acceso y uso de nuestras bases previo el acuerdo de las partes”.
El alto oficial dijo además que de ninguna manera se vería afectada la soberanía nacional y que no habrá espacios vedados para los militares colombianos en los sitios donde haya presencia de personal estadounidense. Tampoco se autoriza el uso de la fuerza por parte de ese país en Colombia.
“Pleno respeto a la soberanía, respeto a la integridad de los Estados y principio de la no intervención es una regla de oro en este acuerdo. El acuerdo, por lo tanto, no autoriza al Gobierno de los Estados Unidos al uso de la fuerza en territorio colombiano”, afirmó.
El ministro de Defensa destacó los avances que ha logrado Colombia en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo gracias a la cooperación con los Estados Unidos a través del Plan Colombia, y explicó que ese país ha aportado en los últimos 10 años un promedio anual aproximado de 500 millones de dólares.
Añadió que gracias a esta ayuda, hoy Colombia tiene acceso a lo mejor de la tecnología del mundo y se ha logrado, por ejemplo, que este año la Armada colombiana haya decomisado más de 53 toneladas de cocaína.
“En entrenamientos y la instrucción hemos llegado a niveles tales que hoy estamos en capacidad de ofrecer este mismo entrenamiento e instrucción a otros países de la región para ayudarles en su lucha contra el narcotráfico que hasta ahora inician”, dijo.
El general Padilla anunció igualmente que hasta el momento, dentro de las negociaciones que se adelantan, se ha planteado una inversión cercana a los 42 millones de dólares en la base de la Fuerza Aérea Colombiana en Palanquero “para poder tener las especificaciones internacionales que puedan recibir los equipos que se vayan a traer para mejorar nuestra capacidad”, y que las inversiones para mejorar también las plataformas en otras bases se darían según las necesidades que se vayan definiendo.
Así mismo aclaró que estas inversiones beneficiarán al país y la infraestructura de la Fuerza Pública colombiana. “Puntilla que se coloque, puntilla que se queda en Colombia”, dijo.
En este mismo se pronunció el Canciller Jaime Bermúdez, quien reiteró que la principal beneficiada con la cooperación internacional es Colombia, pues se fortalece el objetivo fundamental de derrotar definitivamente el narcotráfico y el terrorismo.
Bermúdez sostuvo que dado este objetivo, el acuerdo no tendría por qué inquietar a otros países de la región. “No se permite la creación de una base militar de los Estados Unidos en Colombia y no es un acuerdo de defensa mutua”, explicó.
También indicó la importancia de que la cooperación no solo sea por parte de Estados Unidos, sino de todos los países de la comunidad internacional, con el fin de mantener mecanismos más eficaces, contundentes y claros en la lucha contra las drogas.
Por su parte, el ministro del interior y de justicia, Fabio Valencia Cossio, manifestó el compromiso del gobierno de velar para que los estadounidenses que lleguen a infringir la ley en Colombia, los cuales según tratados internacionales deben ser juzgados según las leyes de su país, reciban todo el peso de la justicia. “La inmunidad no implica impunidad”, expresó.
Igualmente, Valencia Cossio destacó los resultados de la cooperación bilateral con las autoridades estadounidenses, y dijo que esta ha permitido una reducción significativa de la producción de cocaína en los últimos nueve años.
“Desde el punto de vista de la producción, Colombia desde el año 2000 hasta hoy ha reducido en un 61 por ciento la producción de la coca, pasando de mil 110 a 430 toneladas”, indicó.
Respecto a los cultivos ilícitos, puntualizó: “Cuando se empezó la medición de las áreas de interdicción de la coca en Colombia solamente se midió el 50 por ciento del país, y en esa primera medición daba 180 mil hectáreas, más o menos, de cultivo; proyectadas serían unas 300 (mil), 400 mil. Hoy tenemos en la última medición de las Naciones Unidas 80 mil hectáreas, que todavía es mucho, y a pesar de todo el esfuerzo en la erradicación y en la aspersión, todavía al país le queda un gran hectareaje por destruir y por erradicar. Sin embargo, ha habido realmente un éxito en ese sentido”.
El evento se realizó en el auditorio del Centro de Gestión de Mercados, Logística y Tecnologías de la Información del Sena y se transmitió por el Canal Señal Institucional.

Acerca de Garcia

Webinfomil.com es el portal de noticias que te mantiene actualizado en todos los temas de la industria aerospacial, de defensa y seguridad; de Colombia, latinoamérica y el mundo
«
Entrada más reciente
»
Entrada antigua